“Vengo a ser la continuidad de la política educativa del gobierno del doctor Busti”, afirmó Orestes Felipe Ascúa

El designado presidente del Consejo General de Educación (CGE), Orestes Felipe Ascúa, aseguró que ser “la continuidad de la política educativa del gobierno del doctor (Jorge) Busti”. Ascúa se reunió esta mañana por primera vez con el gobernador y el ministro de Gobierno, Justicia, Educación y Obras y Servicios Públicos, Sergio Urribarri, para “compatibilizar ideas y construir el equipo”. Seguidamente, Ascúa manifestó que “por ahora he estado ordenando mis pensamientos. He charlado con muchos docentes comprometidos del justicialismo fundamentalmente, porque este es el gobierno del doctor Busti”. Según aclaró, “vengo a ser la continuidad de la política educativa del gobierno del doctor Busti”.

Al término de la reunión, el futuro funcionario -que aguarda la aprobación de los pliegos por parte del Senado para asumir-, dijo que “hablamos del nivel inicial, del primario, de la necesidad de fortalecer muchísimo la atención de los chicos muy humildes que no tienen destino. Es decir, trabajar fundamentalmente en una calidad de educación para todos, pero la mejor para los más pobres. Esta es la línea que el gobernador desea y que tanto yo como el ministro Urribarri compartimos totalmente”, acotó.

En ese marco, precisó que coincidieron en “la necesidad de apuntar con todas las fuerzas a la educación de adultos, entendiendo por ellos, no lo que la edad cronológica quiere decir, sino a chicos de 12, 13 y hasta 25 y 30 años que han quedado excluidos del sistema, sin posibilidades de desarrollo de ninguna naturaleza”. Esto porque “quien no puede trabajar, quien no está preparado para manejar la tecnología de estos tiempos está excluido de vivir con dignidad”.

En ese punto, surgió la “necesidad de trabajar esto con todos los sectores involucrados en el sistema educativo: padres, universidad tecnológica, facultades de bioingeniería, de informática, sectores vinculados a la producción. Es decir, extender el círculo que comprende a las instituciones vinculadas a la educación, sacarlos de nosotros los docentes y agregar otros sectores que deben estar involucrados. No hay educación posible si esto no se transforma en política de Estado y en políticas que nos comprometan a todos”, subrayó.

En otro orden, afirmó que aún no tiene definidas las tareas que encarará ni bien asuma el cargo, ya que lo primero “es conformar el equipo”. Según hizo notar, “el CGE es un órgano colegiado, que integran un presidente y cuatro vocales. Es un órgano de conducción técnica de la educación; no fija políticas. Dice cómo podemos alcanzar los objetivos que la política nos indica. Los que fijan la política educativa son los representantes del pueblo: el gobernador, los legisladores. Desde el Consejo, nosotros fijamos cómo se hace esto; hacemos la construcción técnica y es un cuerpo colegiado, por lo que me parece un atrevimiento decir lo qué pienso hacer”.

De todos modos, señaló que “si bien ha tenido algunas charlas con el equipo que está actualmente al frente del CGE, lo que he estado haciendo por ahora es ordenar mis pensamientos. He charlado con muchos docentes comprometidos, del justicialismo fundamentalmente, porque este es el gobierno del doctor Busti; con gente que trabaja en el CGE en distintas áreas, con el objetivo de tener primero un conocimiento bastante amplio de qué se está haciendo”. Según aclaró, “vengo a ser la continuidad de la política educativa del gobierno del doctor Busti”.

Finalmente, subrayó que “esta es la primera reunión que tengo con el gobernador Busti y con el ministro Urribarri. Nos juntamos para compatibilizar, para a construir el equipo, cuya cabeza es el gobernador y cuyos ayudantes somos nosotros”.

Entre Ríos es una de las dos provincias con focos de incendios activos.

Relanzaron la Línea 137 para acompañar ante situaciones de violencia y acceso al derecho.