Sergio Urribarri: “Tengo una casa, un vehículo, una sociedad y una casa del lago”

Sergio Urribarri, exembajador de Israel y Chipre. (Foto: ANÁLISIS)

De ANÁLISIS

Sergio Urribarri, exgobernador y exembajador en Chipre e Israel, habló al aire después de la condena a 8 años por corrupción. Estuvo unos 45 minutos con el periodista Ernesto Tenembaum. Insistió en que la condena en su contra no tiene base probatoria. Aseguró que los entrerrianos y argentinos están “mal informados”. Descartó que su cuñado Juan Pablo Aguilera sea propietario de Formato Urbano y cuando se le preguntó por la existencia de un documento de propiedad, mintió al decir que “no existe”. Negó también que su foto haya estado en el parador de Mar del Plata. Consultado sobre su evolución patrimonial, dijo que tiene “una casa en Concordia, un vehículo, una sociedad con sus hijos y una casa en el lago de 200 o 250 metros, algo así”. Admitió que es “amigo” del empresario paraguayo Diego Armando Cardona Herreros y confundió: “Me sobreseyeron en esa causa porque no hay pruebas y demoraron 23 meses”, cuando la decisión se tomó sólo en base al fallo “Cozzi” porque Fiscalía excedió los plazos procesales previstos en el Código Procesal Penal (CPP) de la provincia. Mencionó el jury contra la fiscal Anticorrupción Cecilia Goyeneche, y culpó a “un sector de la política, la prensa y la justicia” por instalar una historia que no es. “Me sacaron de la cancha pero las pruebas no existen”, insistió.

–Urribarri, usted dice que no robó ¿No sospecha de su cuñado? –retrucó Tenembaum al final de la entrevista.

–No hay pruebas Ernesto. Mi cuñado se comió una tapa de un semanario que usted conoce intentando vincularlo con los Panamá Papers –contestó, en referencia a aquella edición de ANÁLISIS en la que se publicaron los viajes al exterior del cuñado, uno de los cuales fue al país caribeño, paraíso fiscal, pero nunca refiriendo a los Panamá Papers.

“Antes de ayer se contó que en el programa radial de Antonio Tardelli, columnista de Daniel Enz, que Rogelio Frigerio fue visitado por Cecilia Goyeneche y el procurador para que interceda en el jury. Hay una relación entre el marido de Goyeneche, Frigerio y la exviceintendenta de Paraná. Hay una relación política”, subrayó.

“Las últimas pilchas”

La nota comenzó apenas pasadas las 8 en Argentina. El periodista porteño abrió la entrevista diciéndole al aire a Urribarri que fue condenado por “sobornos, desvío de dinero, negociaciones incompatibles con la función pública”.

“Acá estoy -contestó el exgobernador-, preparando las últimas pilchas para regresar a Argentina. Tengo muchas ganas de estar allá con familia y amigos, pero faltaban instancias formales para efectivizar mi vuelta”. En el mismo sentido, dijo que “el mismo día que se conoció la condena puse mi renuncia, a pesar de que es un fallo de primera instancia, el presidente lo aceptó, al otro día envié la renuncia en formato digital. Lo concreto es que se aceptó. Agradezco al Presidente (Alberto Fernández) y la vice (Cristina Fernández de Kirchner), porque mañana cumplo dos años en la Embajada. Fue una gran experiencia para mí, con grandes resultados porque aumentamos más de 60 por ciento exportaciones de Argentina a Israel”.

Desde que comenzó la charla, Urribarri intentó llevar la entrevista a otros temas. Pero no lo consiguió, el periodista aclaró desde el inicio el motivo y, efectivamente, el exmandatario debió responder sobre las causas por corrupción que se ventilaron en el megajuicio, otras que están en cuso de investigación.   

–Visto desde su lugar, que alguien condenado por corrupción, que renunció, siga un mes y medio más en el cargo, participe de gestiones oficiales y actos con la Bandera Nacional al lado ¿Puede verse como ofensivo? –se le preguntó.  

–No es ofensivo, estaba cumpliendo con mi deber. Lo del 25 de Mayo fue tan modesto, fue mi despedida, me despedí del personal, de los empresarios. Fue muy modesto. Estuve cumpliendo con el deber de mi tarea, que finalizó hace 48 horas. La respuesta más contundente es que dije ‘renuncio, quiero defenderme’. Y coincido que no debía seguir en el cargo –respondió.

En igual sentido, insistió: “No es un trámite de un día para el otro. Me hice cargo. A pesar de mi interpretación sobre un fallo que no considero correcto, puse a disposición la renuncia”.

La imprenta del cuñado

El eje de la charla fue un poco más allá cuando el periodista preguntó por la imprenta de Juan Pablo Aguilera, empleado del Senado, y los contratos con los cuales fue beneficiada la empresa durante las dos gestiones de Urribarri. “Estaba a nombre de ciertas personas, pero dieron por probado que el propietario es Juan Aguilera, que es su cuñado. Según la acusación, se llevaba casi la totalidad de los trabajos de imprenta del gobierno cuando usted era gobernador y también los trabajos de los municipios”, estampó Tenembaum y refirió al allanamiento en las instalaciones de calle Racedo 415 de Paraná y el hallazgo de un disco extraíble con documentación incriminante. “En esta causa calcularon un desvío de 3 millones y medio de dólares, a partir de contratos sin licitación”, acotó.

Urribarri evitó entrar al meollo de la discusión judicial y contestó: “Eso que se conoció como megajuicio o megacausa, se me juzgó por la instalación de un parador en Mar del Plata, la contratación de carteles en ruta, la colocación de carteles y avisos, la solicitada en medios nacionales y cuatro spots publicitarios. Todas esas fueron acciones de gobierno que se juzgaron en una actitud incomprensible. Ninguna de estas razones encontró pruebas en el Tribunal, no hay prueba que pueda justificar. Lo dijo la misma fiscal (Patricia) Yedro, que resulta complicado tener pruebas, que no hay testigos. Después de eso, mucha gente siguió el juicio oral, habría que ir para atrás. Después de ese alegato, donde Yedro dijo que no hay testigos. La sentencia que es farragosa cuando trata de fundar las causas le faltan hojas, usan adverbios. No hay pruebas”, machacó.

Urribarri recortó el alegato de la fiscal Yedro cuando la parafraseó, la sacó de contexto. No es la primera vez que lo hace, ya dijo lo mismo durante sus últimas palabras en el juicio. Es cierto que Yedro habló de las dificultades que supone investigar la corrupción, contó que es muy difícil conseguir prueba documental, porque está en manos de los mismos organismos que se investigan, las dificultades para conseguir testigos, porque son parte de la misma estructura que se investiga. La fiscal no dijo que no había prueba en la causa de las imprentas, tal como intenta sostener el exmandatario. Además, el alegato completo de Yedro quedó en los registros y se puede escuchar. 

–¿Hay imprentas beneficiadas, vinculadas a su cuñado a nombre de testaferros? –repreguntó Tenembaum.

–Aguilera es un militante, un referente de PJ. Antes que yo sea gobernador, Aguilera tuvo un rol importante en la política. Ciertos sectores construyeron sobre él un  relato que no tiene que ver, sí él es conocido con los titulares de la empresa –contestó y omitió decir que uno de esos “titulares” de Formato Urbano es la propia pareja de Aguilera, Luciana Almada.

–¿No hay un documento que muestre quién es el verdadero titular? –profundizó el periodista.

–No, no para nada. Una vez terminado el juico, los abogados pidieron opinión a Eugenio Zaffaroni (exvocal de la CSJN). Él dio una opinión extensa y es contundente que dice que la sentencia no fundó que Urribarri actuó con dolo –mintió al inicio de la respuesta y desvió posteriormente, invocando a Zaffaroni, y hablando de sí mismo en tercera persona.

Más adelante reconoció que los contratos que beneficiaron a Formato Urbano fueron directos y retomó la defensa en juicio: “Actualmente se usa la misma modalidad porque la publicidad no admite licitación. Es la forma de contratación anterior a que fuera gobernador, mientras fui gobernador y ahora, siempre de la misma manera. Los montos de los contratos que se observaron, son menores a los que reciben otras empresas contratadas hoy”.

Adjetivos

El periodista porteño le marcó al exgobernador el contraste entre el gasto que implicó la difusión de los cuatro spots publicitarios en la Cumbre del Mercosur y el gasto total de la Cumbre. Además le dijo que aparecía como figura central en las propagandas que se emitieron en los canales de aire más caros, en horario “prime time”.

“No hay una parte del dictamen que diga eso. Se usaron los mismos argumentos que Fiscalía para interpretar, son interpretaciones, adverbios que se leen en varios párrafos de la sentencia. La evidencia y claridad no está mostrada por los hechos, en ninguno de los casos. La liviandad de la sentencia, lo irrisorio de juicio y el mamarracho de la condena, tienen instancias de apelación”, adjetivó.

Contratos

En referencia al requerimiento de elevación a juicio en la conocida como “causa de los contratos truchos” de la Legislatura, Urribarri opinó: “Mirá la prepotencia y arbitrariedad con la que actuó el Ministerio Público Fiscal (MPF) y sigue actuando. Instalaron teorías, se machacó y parece que los hechos sucedieron. Eso ni siquiera llegó a instancia de juicio, no son hechos probados con cuestiones que no figuran en el expediente, no constituyen delito y forman opinión pública”.

Hay que marcar aquí que la causa contratos está lejos de un juicio oral por maniobras dilatorias de los propios defensores. Se investigó en tiempo récord y se pidió la elevación a juicio con pedidos de condena para 32 personas. Ahora, el expediente espera en un cajón ser tratado por la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN), tras la intervención del juez federal 2 de Paraná, Daniel Alonso, que vio delitos electorales en lugar de un desfalco millonario a uno de los tres poderes del Estado entrerriano.  

Para Urribarri, esa causa es la “prepotencia y arbitrariedad de MPF, es una lógica”. Como flaqueó en los argumentos, apeló a la autoridad: “Soy dirigente político con responsabilidad y trayectoria. Fui gobernador 8 años y ese es el motivo de tremenda persecución que sufrí y sufro, hubo ensañamiento. Era uno de los pocos dirigentes visto como amenaza y estorbo para la oposición. Déjame un segundo -pidió cuando el periodista quiso repreguntar-. Considero que fui perseguido por la cantidad de casas que hicimos, las escuelas, las rutas, las pymes, en contra de la pobreza, la indigencia y la desocupación”.

–Pero ¿por qué lo persiguen?

–Encima se me ocurrió llevar el Fútbol para Todos –acotó.

–Entonces usted dice que el procurador aplica el ‘lawfare’ en contra suyo, porque hizo cosas que están bien –repreguntó el periodista,

–Hay arbitrariedad, cosas que se dicen y machan, que no figuran en los expedientes. Nuestros abogados demostraron que no hay pruebas. La fiscal Yedro dijo en su alegato que no hay prueba, terminó, se levantó y se fue. Cuando nosotros alegamos, ella no estaba –se quejó Urribarri.

–En general, las personas que son juzgadas y condenadas siempre dicen que la condena no es justa y es lógico –marcó el periodista.

–Zaffaroni dijo que no hay prueba que funde la condena, y hay jurisprudencia sobrada que me da la razón. Hay vinculaciones directas de miembros de MPF con la oposición. Todas las denuncias fueron realizadas por excandidatos o exlegisladores, hay un vínculo directo –sostuvo el exmandatario, todavía en Israel.

Los intercambios entre el periodista y el exgobernador condenado aumentaron la frecuencia cuando se preguntó sobre la evolución del presupuesto en la Legislatura provincial. Buena parte del dinero que se gasta, según la investigación concluida que espera juicio, fue a parar a contratos y, buena parte de esos contratos, retornó a los legisladores.

“Usted tiene información incompleta. No puedo responder algo sin los datos. Pero a la información sí la puedo tener en pocas horas y dártela. No tengo respuesta. El presupuesto de la Legislatura fue aprobado por todos los bloques. Evolución de ese año es la más importante, déjame que mire película completa”, contestó Urribarri.

Más adelante, el exgobernador negó que haya estado su foto en el parador de Mar del Plata. “No estaba mi foto, no estaba mi foto. Cuando inauguraron el parador no estaba mi foto. No está probado, no estaba mi foto. Cuando se construye algo, quieren convencer a la gente de cosas que no fueron. Los mismos fiscales dicen que no tenían pruebas ni testigos”, repitió.

“Mi patrimonio”

Una de las últimas consultas estuvo orientada a conocer el patrimonio de Urribarri. “Mi patrimonio, tengo mi casa en Concordia, un vehículo, una sociedad con mis hijos, una casa cerca del lago y es todo. Esta pregunta de mi patrimonio, le cuento que me llegó una inspección general la AFIP de (Mauricio) Macri en 2017, los tuve 11 meses y 8 días. El resultado de esa inspección no arrojó ninguna irregularidad, la UIF (Unidad de Información Financiera) tampoco. Los envíos del Registro de Propiedad de Inmueble y Automotor, embarcaciones, buscaron todo y no arrojó nada. Mi evolución patrimonial en la inspección de 2017 no arrojó irregularidad”, contestó.

–Usted define como casa en el lago lo que otros definen como mansión –repreguntó el periodista.

–Exacto, exacto, lo que otros definen así. Son cinco dormitorios y un salón. Tiene 200 o 250 metros. Es lo que instalaron. Hay que revertir esa opinión que instalaron durante años. Terminé gestión el 10 de diciembre de 2015, y el 16 empezaron a denunciarme, las cosas que sufrimos mi familia y mucha gente que me quiere. Capaz que en algún country me digan cosas fuera de lugar, pero en las escuelas y pueblos nadie me rechaza –respondió.

–¿Cuál es el gasto mensual aproximado que tiene en tarjetas?

–En Israel, usted sabe es la ciudad más cara, lo que gasto es en mi tarjeta, en blanco –, evitó dar precisión.

De inmediato habló de “la condena mediática”. “Me sacaron de la cancha en las elecciones de 2019 y en la última oportunidad. No pude presentarme como candidato, como me lo merezco y por el derecho que tengo. Pero las pruebas no existen”, insistió.

“Mi amigo”

Tenembaum también le preguntó a Urribarri por el empresario paraguayo, Diego Armando Cardona Herreros. “Primero, se dictó sobreseimiento en esa causa, porque Fiscalía no mostró avances”, mintió. La cantidad de prueba colectada en esa investigación es varias veces el volumen de toda la prueba colectada en el megajuicio.

Sobre Cardona Herreros dijo que “es amigo” y acotó: “Es socio de Frigerio en dos consultoras, con domicilio en las oficinas de Diego Cardona. Se dictó el sobreseimiento, demoraron 23 meses en producir las pruebas más importantes. Entonces el juez sobreseyó. Apeló Fiscalía y eso sucedió. Si hubiese pruebas, no se hubiese sobreseído el juez, esto también forma parte del relato”.

Respaldo, “en lo personal”

Urribarri dijo que habla “permanentemente” con Alberto Fernández, Cristina Fernández y “muchos miembros del Gabinete”. “Este tema está presente en muchas charlas. Me transmitieron solidaridad, afecto, yo tengo una historia de relación personal. Estoy agradecido que me den la oportunidad de estar acá. Es una de las experiencias personales más importantes. El respaldo fue en lo personal, nos conocemos los hijos, los nietos, tenemos los mismos amigos. Hay afecto, comprensión, solidaridad, sobre todo de una persona que está pasando por situaciones similares”, afirmó, en referencia a Cristina Fernández. “No me dijeron que mi condena es injusta, se limitaron a escuchar lo que les conté y están muy cerca en lo personal, humano, afectivo”, admitió.

–Entre Ríos fue peronista desde los 90. Durante décadas el peronismo tuvo una posición favorable para la designación de jueces. Sólo cuatro años no fueron peronistas. La justicia de Entre Ríos falla para un lado y para otro, porque también hay condenados de la oposición. Si usted pudiera demostrar la malicia de los jueces que lo condenaron.

–Quiero dejar en claro algo que es de puro sentido común: si hay alguien a quien perjudicó esta situación es a mí. Antes de ayer, en el programa de Antonio Tardelli, columnista de Daniel Enz, se contó que Goyeneche y el procurador recurrieron a Rogelio Frigerio para que interceda en el jury. Tienen un vínculo directo, el marido de Goyeneche tiene un vínculo con Frigerio, y la exviceintendenta de Sergio Varisco, hay una vinculación política. No es algo suelto. No tengo dudas que nos van a absolver. Goyeneche pasó por varios medios y de todos, el único que ofreció dar mi versión fue usted Tenembaun. Tengo muchísimo para hablar de la causa Goyeneche. Agradezco el gesto –cerró.

 

Deportes

F

Rubén Flotta repasó una nueva jornada del fútbol grande en la Argentina.

Piccato

Gabriel Piccato disertará en la Clínica ENEBA de la Región Entre Ríos.

Facu

Facundo Sava habló tras la derrota en Santa Fe, analizó el partido y se refirió a lo que viene.

Giunta

Renzo Giunta asumió como nuevo coach del Club Atlético Paracao en el Prefederal y la APB.

CABJ

Boca visitará a Gimnasia, en La Plata, e intentará seguir en lo más alto de la tabla de posiciones.

Racing empató a puro gol con Defensa y Justicia y se alejó de la pelea

El Halcón de Varela y La Academia empataron un emotivo encuentro este miércoles.

Atlético Tucumán volvió a la victoria y a la punta de la Liga Profesional de Fútbol

El Decano se impuso 2 a 1 en el estadio Monumental José Fierro y superó, al menos hasta este jueves, la línea de Boca en la tabla de posiciones.

Detuvieron al futbolista Brian Fernández por apedrear un colectivo en Santa Fe

El delantero, de último paso por Ferro Carril Oeste, fue trasladado a la Comisaría Nº 18.

Vóley: “Las Panteras” perdieron ante Bélgica y siguen sin triunfos en la segunda fase

La selección argentina femenina sufrió una nueva derrota en Países Bajos.

Opinión

Por Nahuel Maciel  
La educación es un instrumento de paz, no comprenderlo es renunciar a una herramienta formidable para la promoción humana integral.

La educación es un instrumento de paz, no comprenderlo es renunciar a una herramienta formidable para la promoción humana integral.

Por Alejandro Borensztein (*)  
Lenguas Vivas, tomado. Esta semana hubo más de 15 colegios en conflicto.

Lenguas Vivas, tomado. Esta semana hubo más de 15 colegios en conflicto.

Por Ernesto Tenembaum (*)  
Sergio Massa, Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner.

Sergio Massa, Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner.

Habrá más de 80 stands de librerías y editoriales de la región.

Se trata de una serie de encuentros informativos sobre la oferta académica de la institución.