El horizonte posible

Extensión cuarentena

Un análisis respecto a la decisión del presidente Alberto Fernández.

Por Eduardo Aliverti*

Todo el Gobierno está convencido de que debía avanzarse sí o sí con las medidas comunicadas el viernes. Pero hay dudas lógicas sobre la forma en que se interpretarán los resultados del endurecimiento.

Salud versus economía es una contraposición disparatada, vista desde el parecer que toma en cuenta la probabilidad de contagios y la proyección de muertos habidos y por haber.

Ese aspecto elemental puede ser relativizado por el número mucho más grande de aquellos a quienes, en su salud personal y la de sus familiares, amigos y conocidos, no les tocó ni creen que vaya a tocarles la propagación e intensidad del virus.

Porque no integran segmentos de riesgo; porque después de todo no sería más que una gripe; porque de última basta con guardarse un par de semanas; porque ampara la obra social o la prepaga o, “simplemente”, porque no queda otra y si no (me) mata el virus lo hará quedarse sin plata y sin futuro, la lógica saludable podría no conformar --llegado un límite que la voracidad mediática estimula-- a una sociedad agotada.

No son, ni serían ni serán sólo los “runners”. Ni los vecinos sensibles y desgastados de barrios porteños, que cacerolean a la primera de cambio. Y aun para esos sectores, debe tenerse un discurso convincente. Enojarse con ellos debería circunscribirse a la puteada domiciliaria.

Es válido contemplar cuánto habrá de desobediencia de cuánta gente que comprende la situación. Pero que ya no cree poder sobrellevar su día a día de unos pesos imprescindibles en el comercio, en la changa, en el menudeo a como fuere, y que ahora debe retroceder sin tener claro si el paso atrás será dos adelante. Y cuándo.

Unos pesos que las decisiones gubernamentales de acudir con apoyo salarial, crediticio e impositivo no llegan a cubrir, porque hablamos de urgencias que no aguantan mecanismos burocráticos y porque, así se agilizaran los trámites, nada será suficiente.

Seriamente, nadie podría poner en interrogante que el Gobierno ha volcado -–anunció que seguirá haciéndolo-- una formidable cantidad de dinero para socorrer a población vulnerada y vulnerable, a pymes y también a grandes grupos empresarios cuya necesidad de asistencia es muy cuestionable, para definirlo en forma en extremo suave.

Lo hace a través de la emisión monetaria a que recurren todas las administraciones mundiales, y contra la que invariablemente sigue despotricando el elenco estable de economistas sólo enfocados en la maldición del gasto público. Porque, créase o no, cercados por una pandemia universal resulta que hay gurús dedicados a reñir contra la asistencia del Estado, incluyendo la indispensable.

Pero tampoco podría dudarse de que la ayuda no alcanza, porque la actividad productiva está parada en torno de cómo asistir a un conglomerado con las características del ámbito metropolitano de Buenos Aires. Y de ahí en adelante.

Quizá, si es por el discurso a bajar, lo más dificultoso sea contrarrestar la prédica de unos medios y comunicadores completamente ¿fuera de sí?, respaldados en la angustia masiva, que llaman poco menos que a la rebelión ciudadana contra el totalitarismo o la inutilidad de Albertítere. Y sobre todo, de la yegua que los vuelve locos sea que diga algo o permanezca muda.

Se requiere ser un miserable, discúlpese lo reiterativo, para ponerle gestos y plumas de “no se aguanta más” a cómo están las cosas, si es que eso no va continuado de alguna propuesta mejor que lo que bien, regular o mal está haciéndose.

Por caso, se plantea afectar los intereses de quienes tienen más. Muchísimo más.

Pero cuando se lo esboza, sin ir más lejos con el proyecto de imponer un tributo extraordinario a unos pocos miles de grandes fortunas, o mediante la intervención del Estado en una empresa como Vicentin, hay que prevenirse del comunismo en defensa de la Patria y alertar contra la espantada de las inversiones. También: créase o no.

Los laburantes de la economía popular, el desarrollo y creación de unidades productivas generadoras de trabajo, la alternativa de proyectos cooperativos podrían ser igualmente mejor considerados, pero su puesta en marcha sería a un ritmo que las urgencias destratan.

El Gobierno no tiene forma de resolver fácil lo que no arregla ningún gobierno del mundo.

No hay logro superador de que la reducción de daños y muertes llegue a su máximo posible.

El virus es, hasta más ver, un enemigo poderosísimo frente al que ninguna administración gubernamental ni accionar sanitario de parte alguna pueden encargarse con seguridad absoluta.

Sobran la información y las imágenes de casi todo el mundo, mostrando rebrotes o amenazas de que se produzcan. Y temiendo segundas olas de contagios.

Se anoticia irresponsablemente del “retorno a la normalidad” en países europeos siendo que, con suerte, apenas podría hablarse de una normalidad flamante, restrictiva, cuyos transgresores ponen en peligro al sistema de salud pública en su totalidad.

Vale la aclaración porque una cifra estremecedora de inconscientes cree que “lo público” no incluye a la “gestión privada”, como si se tratara, para el ejemplo argentino, de que la cantidad de camas y recursos humanos disponibles pudiera dividirse entre quienes se sostienen una prepaga y aquellos que solamente dependen de los hospitales del Estado.

Los científicos no terminan de ponerse de acuerdo acerca de si el ímpetu del bicho llegó para quedarse, disminuir o extinguirse naturalmente, sólo para mencionar uno de los rasgos del tema.

Hay además el accionar de los grupos de presión --laboratorios, básicamente-- que crean expectativas sobre vacunas o tratamientos exitosos de concreción próxima y hasta inminente. Es un lobby archiconocido que persigue conseguir o apurar fondos estatales para solventar sus investigaciones.

El orbe entero se debate en incógnitas y por acá, no interesa si igualmente por afuera, están los que agitan sin más pretensión que esa.

El viernes pasado, Mario Wainfeld lo describió, aquí, en líneas previas a los anuncios de la tarde.

“Ensayo-error-experimentación-cambio son claves. Todólogos sin diploma, opineitors alocados, desconocen dichas realidades. Si se mira bien, ignoran-desprecian cómo funciona la investigación científica. Con soberbia y mala fe niegan la dimensión global de la incertidumbre reinante. Poco les importa porque sólo quieren ganar rating, provocar pánico. (…) Las muertes evitadas (el guarismo más importante, pero virtual) no se acumulan en el haber de los gobernantes. No se cuantifican como los cierres de comercio o la caída del PBI… sobre los cuales, de todas formas, se sanatea o se realizan proyecciones a ojímetro”.

“Ningún relato llevado al colmo se corrobora. Ni el optimismo productivista de la derecha, que niega la capacidad de propagación del virus. Ni la mención acrítica del ‘Estado presente’ o de las coberturas que alcanza a toda la sociedad (…) Atravesamos una contingencia terrible, desconocida en gran dosis, en la que cualquier medida opta por el mal menor. El óptimo no existe”.

El cliché que la vanguardia mediática de derecha trata de imponer en estas horas es preguntar cuál es el plan de salida. Lo hacen en términos de apriete, porque resulta que ya no se tolera vivir sin horizonte.

Ellos tampoco tienen la respuesta, o sencillamente consiste en que haya de una vez todos los muertos que tenga que haber.

Ya supieron matar la economía que ahora dicen querer revivir.

No hay buenas noticias. Y no hay ánimo de inventar siquiera alguna que amortigüe el impacto de un tiempo horrible.

Pero en una de esas podría confiarse en que una mayoría de argentinos, o parte decisiva de ellos, no se dejará llevar por los violentos cantos de sirena de los conocidos de siempre.

De no haberse procedido como se lo hizo, según advierten todos los expertos de lo poco que es seguro, a esta altura estaríamos con muertos multiplicados, estimativamente, por diez. Y no lo estamos.

¿Hacia adelante eso significa ratificar un horizonte? ¿Un “plan de salida”?

Una contestación humanística diría que sí.

*Periodista - Publicado en Página 12

frontera controles

El plazo es concedido para que los medios de transporte extranjeros que se encuentren en tránsito hacia la Argentina, puedan cumplir con las nuevas exigencias.

Cecilia Todesca

“No somos necios, los datos de pobreza son terroríficos”, dijo la vicejefa de gabinete, Cecilia Todesca Bocco, en relación con las opciones que analiza el gobierno para enfrentar la segunda ola de la pandemia.

Vicentin Avellaneda

Uso de facturas “truchas” para cobrar reintegros por $ 140 millones y “encubrimiento” de irregularidades en perjuicio de los acreedores, son los dos flancos por los cuales el gobierno vuelve a la carga por Vicentin.

Deportes

Matías Rodríguez fue el mejor de la clasificación en el TC Pick Up.

El "Verde" se retiró de la burbuja en Lanús con récord 2-2. La próxima burbuja será en Concordia.

El "Juve" cayó en su primera presentación del campeonato.

El "Rojo" (de celeste en la foto) no podrá continuar con su fixture por casos de covid-19.

El "Pincha" llegó al gol con asistencia del uruguayense (Díaz) para el uruguayo (Cauteruccio).

Quijada resultó el más veloz de todos dentro de la pista.

Policiales

contrabando celulares

Dos hombres, de 37 y 46 años, domiciliados en las localidades misioneras de Puerto Iguazú y Posadas intentaron ingresar a Entre Ríos un millonario cargamento de celulares.

despiste camión ruta 14

Durante la lluviosa jornada del viernes, un camión perdió el control cuando transitaba por la Ruta 14 y embistió el guardarrail que divide ambas manos.

Desbarataron banda de contrabandistas en el puente San Martín

Desbarataron banda de contrabandistas en el puente San Martín.

Opinión

Por Luis María Serroels (*)
Por Rogelio Alaníz (*)

El análisis respecto a las medidas preventivas respecto a la pandemia.

Por Antonio Tardelli (*)

Las visitas de Hornos y Borinsky a Macri en el ojo de la tormenta.

Santa Fe, 6 de Abril de 2021.-
Hidrovía

Carta abierta al Presidente y el Congreso por la Hidrovía Paraná Paraguay.

Rogelio Alaniz

Cultura

La obra se sostiene sobre dramaturgia basada en la historia de Antígona de Sófocles, dirigida por Oscar Lesa y Nadia Grandón. 

Las obras se recibirán hasta el 10 de junio de 2021. Foto: Ivo Betti

Ciclo de artistas en vivo

El grupo de música instrumental carioca Murmurando Trío se presentará en La Fábrica de Birra (Córdoba 528), dando comienzo al ciclo de artistas en vivo en que tendrá lugar todos los domingos.

Por su libro No es un río

La escritora oriunda de Villa Elisa, Selva Almada, es finalista de la IV edición del Premio Bienal de Novela Mario Vargas Llosa con la novela No es un río, publicada por Literatura Random House.

Espacios culturales independientes

Diversos espacios culturales independientes de la provincia abrirán sus puertas este sábado y domingo en el marco del programa "Impulso Escena Entrerriana", con una variada agenda de actividades artísticas.

La Vieja Usina

Vuelven las Ferias de Alimentos Artesanales y de Agricultura Familiar en la Vieja Usina.

Nacionales

cuarentena coronavirus

La caída de ingresos y la pérdida de movilidad están detrás de un fenómeno inédito para la Argentina; en 2020 el consumo de papas por habitante (52 kilos) superó al de carne, que el año pasado fue el más bajo en un siglo.

Carolina Gaillard

“Retrasar las elecciones un mes nos permite tener mayor cantidad de gente vacunada, lo que significaría que más personas estén protegidas y que lleguemos mejor a septiembre”, definió Gaillard.

coronavirus médicos

En plena discusión paritaria, el titular de la Asociación de Clínicas, Sanatorios y Hospitales Privados, Jorge Cherro, advirtió que los prestadores no pueden seguir convalidando aumentos de costos en base a subsidios.

Malvinas

El gobierno nacional expresó su "enérgico rechazo" a las maniobras militares y el lanzamiento de misiles que hará el Reino Unido en el área de la Islas Malvinas.

Extenderán el cierre de fronteras hasta el 30 de abril

Extenderán el cierre de fronteras hasta el 30 de abril.

Provinciales

Ángel Giano

Ángel Giano es autor del proyecto en Diputados, al que el Senado dio sanción definitiva.

Fabián Rogel presentación libro Argachá

“Para recuperar nuestra identidad lo que debemos hacer en el 2023 es hablar con claridad y firmeza de qué cosas pensamos que queremos hacer si somos gobierno los radicales en Entre Ríos”, sostuvo Rogel.

ruta inundada

Piden circular con precaución y a baja velocidad en rutas de Entre Ríos.

Locales

Vecinos de Racedo.

“Tenemos la sensación amarga de no encontrar coincidencias (con las autoridades)”, aseguran los vecinos.

Paraná adhirió a las restricciones dispuestas por la provincia

Paraná adhirió a las restricciones dispuestas por la provincia.

Interés general

entrevista

La organización de periodistas recordó que reunirse con funcionarios del gobierno del color que sea es parte del trabajo de los analistas políticos. Y advirtió que hay una campaña para desacreditar a esos profesionales.