El periodista Germán de los Santos planteó varias “cuestiones llamativas” en la fuga de presos ocurrida en la Autopista

En declaraciones realizadas al programa A Quien Corresponda (Radio De la Plaza), De los Santos confirmó que “seis de los fugados siguen prófugos y tres fueron recapturados” y relató como “un dato llamativo” la situación porque “los presos que estaban alojados en la cárcel de Coronda, por orden judicial fueron trasladados a la Unidad 3 de Rosario para tener visitas íntimas con sus parejas, a raíz de un pedido de los abogados defensores de estos presos que solicitaron que las visitan sean en Rosario porque los familiares de los detenidos viven allí”.

“El colectivo volvía a Coronda con 10 agentes y 13 presos, y a la altura del kilómetro 3 de la Autopista Rosario-Santa Fe, y según declararon los agentes del Servicio Penitenciario en un momento comenzaron a sentir olor a humo por lo cual uno de los agentes se dirige hacia el fondo del colectivo para ver lo que sucedía y allí fue reducido por los presos, quienes le roban el arma y luego le roban las armas a otros cuatro agentes penitenciarios que iban en esa parte del colectivo y nueve de ellos bajan del vehículo”, narró.

Acotó que “en esa oportunidad, se empiezan a tirotear con los otros agentes que iban delante del colectivo, que detiene su marcha. En el tiroteo hieren a uno en el glúteo y en el hombro con dos disparos, y a otro una bala le roza en la cabeza”.

Aclaró que “en principio trascendió que hubo una emboscada y eso no fue así sino que los detenidos robaron dos autos –un Fiat 147 y una Volkswagen Suran- de gente que pasaba por ahí porque hay un barrio cercano, y en esos autos huyen siete presos, y otros dos salen corriendo que son los primeros en ser recapturados”.

Afirmó que “por el momento, se cree que no estaba planeado pero se está investigando” y agregó que “un automovilista llama al 911 para avisar lo que estaba pasando y dice que ve a uno de los presos con dos pistolas disparando contra los agentes del Servicio Penitenciario, pero afirma no haber visto los autos y finalmente el fiscal descartó la emboscada”.

Señaló que “horas después uno de los autos fue secuestrado después en la zona norte de Rosario, cerca de la villa de emergencia La Cerámica, y el otro en las inmediaciones”.

Mencionó que “también llama la atención que a uno de estos presos se le terminaba la condena en diciembre de 2019, y otro de los detenidos –Hugo Peralta- ya se había fugado en octubre de 2017 de la cárcel de Pérez (ubicada a la salida de Rosario), en un episodio que también fue una fuga muy extraña porque los presos hicieron un especie de revuelta interna, le roban las armas a cuatro efectivos penitenciarios y se fugan por un paredón, y a Peralta lo recapturan un mes después. Y otro de los que iba en el colectivo de apellido Candia también había participado de esa fuga”.

Resaltó que “los presos no iban esposados en el colectivo” y por ello la fiscal que está interviniendo abrió un sumario contra los 10 agentes del Servicio Penitenciario por supuesto facilitamiento de fuga, porque por lo menos se considera que hubo negligencia en el traslado por no esposarlos o hacerlo mal. Se presume que no iban esposados en un viaje que implica más de 80 kilómetros”.

Ante ello, el periodista definió que “esto tuvo muchísimo impacto porque además se da en el inicio de la campaña electoral para las elecciones generales del 16 de junio”.

Informó que “según el Ministerio de Seguridad los presos debían ir esposados y que hay una especie de cierre interno dentro del colectivo que divide a los presos de los agentes, pero del lado de los presos tienen que ir por lo menos dos, que se sabe que iban cuatro o cinco” y 2otra cuestión que no está definida es que el colectivo debía ir con un móvil externo de custodia”.

En este marco, recordó que “el 21 de marzo de 2017 hubo un hecho que tiene alguna relación porque en una zona cercana de la Autopista hubo una emboscada, cuando una camioneta del Servicio Penitenciario trasladaba a tres acusados del crimen del “Pájaro” Cantero, líder de Los Monos, desde dos autos les disparan con fusiles FAL hiriendo a dos agentes del Servicio Penitenciario y a uno de los detenidos, que era Macaco Muñoz”. “Y quienes dispararon en esa oportunidad en un Volkswagen Bora color negro fueron asesinados en un ataque sicario impresionante ocurrido Granadero Baigorria un mes y medio después”, reseñó.

Explicó que “ninguno de los presos que iba en el colectivo de ayer está relacionado con el narco ni pertenecía a una banda importante, según el Servicio Penitenciario eran gente de bajos recursos, muy marginal y por eso descartaban la posibilidad de un apoyo externo, porque no tienen capacidad logística que sale muy cara”.

Por otra parte, también dijo que “los comunicados de la Unidad Regional II de Policía fueron muy llamativos porque una hora y media después del hecho difunden la identidad de todos los presos, incluyen una lista de 14 presos pero titulaban que los fugados eran 13, y plantean la teoría de la emboscada y hasta mencionan a los dos autos con su marca y su chapa patente”.

“Eso es una incógnita, porque cómo la policía sabía la chapa patente de los autos si nos los habían encontrado todavía”, planteó y apuntó finalmente que “las fugas siempre son sospechosas y está el mito de que toda fuga se compra pero esta situación fue bastante llamativa, extraña”.

QATAR 2022: LA AGENDA DE PARTIDOS DEL DÍA


Opinión

La trágica muerte ocurrida recientemente en el
Por Luciano Lutereau (*)

Cultura

Cerveza, gastronomía y música los principales atractivos de una feria que crece año a año.

Pre-inscripción abierta a la Maestría en Literatura y Política de UADER.