Advirtieron sobre los graves inconvenientes del sistema informático de la AFIP DGI que podría afectar a los contribuyentes

Ante el inminente vencimiento de las declaraciones juradas del Impuesto a las Ganancias, el Consejo advirtió sobre los graves problemas planteados para el cumplimiento de las obligaciones. En este sentido, señalaron que “el programa aplicativo para la presentación del impuesto está disponible recién desde el día 4 de abril; que ese programa presenta cuestiones controvertidas desde el punto legal; que el mismo presenta errores informáticos (los que pueden provocar que el saldo de impuesto a ingresar sea mayor o menor al que luego pretenda AFIP, sin que ello se deba a errores de los asesores tributarios o de los contribuyentes); que se ha pedido vía ‘Facpce’ la solución de los problemas y la prórroga del plazo de vencimiento para cuando los problemas se hayan solucionado”.

“En virtud de esta situación y dado que los profesionales en Ciencias Económicas no pueden tomar decisiones que afectarían a sus clientes (como sería la no presentación en tiempo de las declaraciones juradas), es menester alertar sobre la inseguridad jurídica que se genera”, explicaron en un comunicado de prensa.

En este sentido, enumeraron que “no hubo el suficiente tiempo para analizar en profundidad el nuevo aplicativo”. Acotaron que “si se utiliza la última versión, existe una alta posibilidad de que determinada información contenga errores” y agregaron que “si se usa una versión anterior habrá criterios contrapuestos con la reciente emitida por el organismo”.

“En definitiva, más allá de la insana forma de trabajar a que nos obliga el accionar de AFIP-DGI, se quiere advertir sobre los riesgos que corren nuestros clientes, los contribuyentes, porque cumpliendo en tiempo y forma con la obligación tributaria, de cualquier manera queda subyacente un riesgo potencial de inconsistencias, provocadas por el propio sistema informativo aprobado por el fisco”, completaron.

Por Luis María Serroels (*)
(Imagen: Alfredo Sábat-La Nación)

(Imagen: Alfredo Sábat-La Nación)