Kirchnerismo, justicialismo y apertura

Edición: 
789
Comentando la semana política en Entre Ríos

-Incubadora de esperanzas. En estos días pasados Sergio Urribarri terminó por dar forma al ingreso del economista Roberto Schunk al gobierno. La tarea encomendada no es otra que ponerse al frente de un Fondo para el Desarrollo Provincial. El profesional paranaense es un estudioso de la estructura económica provincial desde hace mucho tiempo. Es uno de los pocos en su oficio, por no decir el único, que lleva un seguimiento al día de lo que pasa con la producción entrerriana. Al contrario de lo que sucede con muchos intelectuales muy predispuestos a la crítica, Schunk siempre estuvo preocupado en elaborar propuestas alternativas como aporte superador. Desde una destacada actividad académica y una rica inserción laboral, en el último tiempo fue dando forma a un modelo de desarrollo que arranca desde abajo hacia arriba.

(Más información en la edición gráfica de ANALISIS)

-Decisiones e implicancias. Para el economista Schunk el paso al frente para impulsar esta estrategia de desarrollo pone en juego una construcción intelectual de largos años y, por qué no decirlo, pone en tensión su relación con organizaciones sociales a las cuales ha aportado discusión y asesoramiento desde mucho tiempo atrás. Para el gobernador Urribarri la decisión de subir al economista Schunk también constituye una apertura en varias direcciones. Esta propuesta de desarrollo que tiene como eje la Incubadora de Empresas comprende, como se ha dicho, una apuesta a la pequeña y mediana empresa. Cualquier economista que rompa con la matriz neoliberal va a estar de acuerdo con que el desarrollo de la pequeña y mediana empresa constituye un eslabón insustituible en la construcción de una cadena productiva integrada y con capacidad competitiva en el mercado mundial. Todo el mundo académico sabe eso, sin embargo la implementación práctica de estas propuestas encuentra escollos e impedimentos que las hacen fracasar. La razón de estos tropiezos tiene cabeza de gato, pelo de gato, patas de gato, son las grandes corporaciones financieras que ven en estos emprendimientos un freno a sus voracidades monopólicas. Desde esos núcleos de poder financieros se siembra el desaliento y se busca la frustración de esas iniciativas auténticamente populares. En ese sentido, la decisión del gobierno de Urribarri no es menor, comprende afrontar puntos duros de tensión en miras de un desarrollo integral y democrático. Es claro que si de diversos sectores del pensamiento popular se comparten estos razonamientos, esta iniciativa debe ser tomada como una convocatoria al compromiso ciudadano para dar base a un modelo de provincia parada sobre sus propios pies. Hay un detalle que no se puede escapar. Cuando Roberto Schunk está hablando del aporte del sector privado a estos emprendimientos, está pensando en el compromiso que pueden asumir los colegios de profesionales con asiento en la provincia, que hoy cuentan con recursos financieros que son volcados en fondos de inversión que a su vez son invertidos en el circuito financiero especulativo del mundo. Shunck se entusiasma en entusiasmar a esos círculos de profesionales, muchos de ellos dirigidos por personas de mentalidad progresista, a invertir en la provincia y salir de esos carriles meramente especulativos. Además, como se señala, la mayoría de estos círculos son conducidos por figuras que han sabido compartir las charlas de Schunk sobre este proyecto y han sabido apreciar la seriedad del planteo. En el plano estrictamente de las decisiones financieras, como ya ha sido advertido desde estas hojas, la gran sensibilidad por la que atraviesa la economía mundial y sobre todo el corazón del mundo capitalista, EE UU, la confianza en el destino de los Fondos de Inversión puede jugar una muy mala pasada. En este sentido, aunque suene muy extraño, cuando se piensa en cómo mejor invertir los ahorros es bueno mirar con atención las posibilidades que ofrece el pago chico.

(Más información en la edición gráfica de ANALISIS)

-Recelos peronistas. Además de este aspecto que hace a una cuestión económica, Urribarri abre otra puerta que habrá que ver la tensión que desata. El economista que se suma a la gestión provincial, además de no pertenecer al justicialismo ha sabido militar en líneas opositoras. Concretamente, Roberto Schunk pertenece a las filas de lo que se puede denominar progresismo no peronista. Es cierto que en esta franja de pensamiento ha sabido mantener un perfil propio caracterizado por la disposición a aportar por la positiva y siempre teniendo cuidado de no caer en posiciones antiperonistas. Por otra parte, también es bueno remarcar que en momentos que la Multisectorial de Entre Ríos se empinó en plantear una propuesta de salida al desvarío que constituía el gobierno de Sergio Montiel, Schunk estuvo ahí exponiendo un gran compromiso y su acostumbrada voluntad de trabajo.

(Más información en la edición gráfica de ANALISIS)

-El viento es el viento. Es claro que mientras se dan estos movimientos en la provincia, en el orden nacional el viento marca un norte bastante nítido. En una marcha compacta el kirchnerismo va ocupando los espacios sobre los cuales desplegar un proceso de hegemonía política. El congreso justicialista de la semana pasada convocó para el 18 de mayo las elecciones internas para la normalización de los cargos partidarios a nivel nacional. Así se va tejiendo la alfombra que lleve a Néstor Kirchner a la Presidencia del Partido Justicialista. Días pasados ya hubo un paso decisivo cuando Kirchner sumó a Roberto Lavagna a esta normalización. El ex Presidente de la República le ofreció al ex ministro de Economía, y éste aceptó, ser el vicepresidente primero en la lista que encabeza. Este pasaje es bueno considerarlo en detalles pues marca un trazo grueso del temperamento con que se maneja el ex Presidente. En diferentes situaciones Kirchner ha sabido tensar hasta un punto y luego, según cómo evoluciona la confrontación, procura la integración. Esas líneas de trabajo las manejó con mucha ductilidad con las figuras fuertes del justicialismo bonaerense, también en mucho fue el itinerario que culminó con el socialista Jorge Rivas secundando a Alberto Fernández en la estratégica Jefatura de Gabinete y ahora con Roberto Lavagna. Por otra parte, es posible dar cuenta de que esta movida de incorporar a Lavagna es, como se dice, una carambola a varias bandas. Por un lado, el ex ministro de Economía, girando como figura suelta de la política, en cualquier momento es tentado a ser un eje aglutinante de un frente opositor al gobierno que agrupe a sectores del radicalismo y del justicialismo, como fue en la última elección, agregando sectores de la derecha pragmática como puede ser Macri.

(Más información en la edición gráfica de ANALISIS)

-La seguridades de Urribarri. Todo este movimiento en la cúpula del justicialismo Urribarri lo lee como un proceso que le permite una libertad de manejo que en otras circunstancias le sería peligroso. Ante todo, por los celos que puede despertar en Jorge Busti la apertura de líneas de trabajo que nunca tuvieron cabida en sus dos últimos gobiernos. El problema muchas veces no es el ex gobernador sino la madeja de personajes que, carentes de juego propio, le tiran del saco para que achique el espacio de maniobra de Urribarri. Mal que mal, hasta ahora El Pato se las arregla como para no parar de caminar. El frente nacional lo tiene cubierto y recubierto, como dirían los estrategas militares. Sin ir más lejos, días pasados cuando la flamante presidenta del Banco Nación hizo el anuncio de una línea de créditos para la pequeña y mediana empresa, prácticamente el único gobernador que estuvo presente fue Urribarri. El tema no es menor. La presidenta en su discurso a la Asamblea Legislativa el 1º de marzo había mencionado esta apertura de créditos y destacado el trabajo de la licenciada Mercedes Marcó del Pond al frente del banco. A su vez, eso le sirvió de paso al gobernador para convencerse sobre la propuesta de Schunk de la que se da cuenta al principio de la nota. Pero no es solamente el frente nacional el que le da palmadas en la espalda al gobernador.

(Más información en la edición gráfica de ANALISIS)

Deportes

Sudamericana: Lanús logró el triunfo que necesitaba para instalarse en octavos de final

Diego Braghieri anotó el único gol del partido para el triunfo Granate.

Con seis goles de Julián Álvarez, River vapuleó a Alianza Lima en el Monumental

Julián Álvarez, la figura de la noche histórica en el Monumental, justo en el aniversario de River.

Copa Argentina: Gimnasia y Belgrano avanzaron a 16avos de final

El exPatronato Cristian Tarragona anotó para el Lobo el único gol del partido en el estadio Ciudad de Caseros.

“Peque” Schwartzman batalló y tuvo su premio en Roland Garros: se metió en tercera ronda

El porteño estuvo al borde de la eliminación, pero logró recuperarse al vencer al español Jaume Munar.

Roma le frustró el sueño de ser campeón al Feyenoord del entrerriano Marcos Senesi

El concordiense Marcos Senesi no pudo lograr el título de la Conference League y este jueves se sumará a la selección argentina en Bilbao.

Gualeguay espera más de 600 atletas en Encuentro Deportivo para personas con discapacidad

La directora del Instituto Provincial de Discapacidad, Inés Artusi, recibió junto a la coordinadora Valeria González, al decano de la Facultad de Ciencias de la Vida y la Salud, Aníbal Sattler, y al vicedecano Sergio Santamaría.

Sava

Facundo Sava contó acerca de los complicado que está el mercado de pases en el fútbol argentino.

MC

El mariagrandense Milton Casco, con el 20, estará desde el arranque esta noche en el Monumental.

Ielpo

El paranaense Ángel Ielpo mostró su felicidad tras la conquista de la Copa América de Talla Baja.

Opinión

Por Daniel Enz (*)  
Daniel Carubia.

Daniel Carubia.

Berdardo Salduna (*)
Por Pedro Galimberti (*)

Cecilia Goyeneche. (Foto: ANÁLISIS)

La cita es el sábado 4 de junio a las 21 en el Centro Cultural La Hendija.

La actividad tuvo lugar en el Centro Cultural Néstor Kirchner.