Bajante del río Paraná: entidades ambientales piden acciones concretas a Bordet

bajante

"Resulta de carácter urgente implementar políticas públicas que salvaguarden los bienes naturales y garanticen el sostenimiento de las familias de pescadores", plantean las organizaciones.

En un contexto de preocupación por la bajante extraordinaria del río Paraná, instituciones y personas nucleadas en el colectivo Dos Orillas, junto a vecinos y vecinas de las costas de las provincias de Entre Ríos, Santa Fe y Corrientes, presentaron el viernes pasado una nota al gobernador, Gustavo Bordet, para solicitar acciones concretas que protejan los ecosistemas y a las comunidades afectadas.

Entre dichas acciones, plantean la veda de pesca, controles de caza y tráfico de fauna silvestre; como así también regular y, eventualmente, sancionar las actividades industriales y sus impactos socioambientales.

Según expresa la nota, firmada por más de 20 organizaciones, la bajante de los ríos Paraná y Uruguay “es de carácter extraordinaria no sólo por la altura que hoy presentan sino también por la sostenibilidad y continuidad de este fenómeno”, motivo por el cual resulta de carácter urgente implementar políticas públicas que salvaguarden los bienes naturales y garanticen el sostenimiento de las familias de pescadores.

Asimismo, se requirió a la administración provincial la limpieza de costas y la realización de controles de impacto ambiental en la actividad de dragado en zonas portuarias, en la construcción de terraplenes y por la generación de incendios en el área de Paraná Medio y Delta del Paraná.

Por su parte, el grupo ambientalista “El Paraná no se Toca” y la ONG “Mundo Aparte”, presentaron una demanda en Rosario contra la provincia de Santa Fe solicitando la “veda de pesca y la implementación de un plan integral referido a la problemática”.

Según apuntan, “esta demanda tiene por objeto poner coto a la depredación que se produce en las actuales circunstancias de estos invaluables bienes naturales, preservar la biodiversidad actual y establecer un límite al enorme daño que se produce por estas horas cuyos efectos se verán extendidos en el tiempo afectando no sólo el ecosistema sino también la futura actividad de aquellos que buscan su sustento en las aguas de nuestro río”.

Gallay (en el centro de la imagen) junto a Peralta en el torneo argentino.

Argentina alcanzó la medalla de plata por primera vez en la temporada.

Por Feliciano Ramos y Luciano Orellano (*)
Por Claudio Ava Aispuru