Lauman: “La adicción más grande que tenemos nosotros en la población es el alcohol”

José Alejandro Lauman es subjefe de la Policía de Entre Ríos y tal vez uno de los mayores expertos en materia de toxicología que existe en la provincia.

José Alejandro Lauman es subjefe de la Policía de Entre Ríos y tal vez uno de los mayores expertos en materia de toxicología que existe en la provincia.

El comisario general José Alejandro Lauman es subjefe de la Policía de Entre Ríos y es considerado como un especialista en materia de combate al narcotráfico, un experto en toxicología.

Lauman fue entrevistado en el programa de televisión Cuestión de Fondo (Canal 9, Litoral). Se trata de la persona que más ha estudiado la criminalidad del narcotráfico en la provincia en las últimas tres décadas, en sus 38 años de servicios.

En ese marco, puso en valor la Ley de Narcomenudeo porque ataca la base económica del narcotráfico. Describió porqué la organización del narcotráfico giró de una estructura cartelizada hacia células, que incluso no se conocen entre ellas; aunque compartan un mismo distribuidor y transportista.

Relacionado con la aplicación de la Ley de Narcomenudeo, Lauman compartió una estadística que refleja el retroceso de delitos conexos al narcotráfico: “Si vemos los gráficos, en 2018 tuvimos 79 homicidios en la Provincia. Se empezó a aplicar la Ley de Narcomenudeo y este año a la fecha, tenemos 29 homicidios”, indicó.

Si bien admitió que “la corrupción está en todo el sistema y en la sociedad”, referenció que para la institución cuando un policía ingresa al delito, ya no lo consideran un camarada.

Si bien compartió su preocupación por la existencia de sustancias prohibidas como la cocaína y la marihuana, resaltó que las drogas sintéticas son difíciles de detectar por su volumen y por cómo son elaboradas. No obstante, destacó que “la adicción más grande que tenemos nosotros en la población es el alcohol”.

 

En los últimos días se realizaron distintos operativos antinarcóticos. Se secuestraron 11 mil pastillas de éxtasis. ¿Cómo está preparada la Policía para detectar estas sustancias y qué valor económico representa ese secuestro?

-El monto total sería de casi 90 millones de pesos para las 11 mil pastillas. El destino era Córdoba. Eran dos vehículos, en uno de ellos transportaba esa sustancia prohibida. Y con el control que se realiza habitualmente en los puestos camineros, con los perros adiestrados, con el personal que se da cuenta cuando hay una situación irregular.

 

-¿Qué características posee para que sea detectado por el can antinarcótico?

-Todo lo que es sintético y pastillas va evolucionando constantemente. Entonces, el entrenamiento de los canes se hace difícil. Cuando se tomó el toro por las astas, nos dimos cuenta que el factor común a todas estas sustancias eran los excipientes, o sea, lo que aglutina a las sustancias y le hace dar las consistencias para que sean cápsulas. Entonces, se adiestran a los perros bajo la idea de que tenían que detectar esa sustancia, el olor de esa sustancia. Claramente, son almidones o productos que aglutinan y hacen que no se disperse el material y se transforme en una cápsula para ingerirla.

 

-Se sabe que en la noche de Paraná se consumen estas pastillas e incluso en qué boliches. Incluso en esos mismos lugares hay personal policial cumpliendo servicios de adicionales. ¿Por qué resulta que “sea tan normal” esa clase de circulación?

-Son sustancias de muy difícil detección en cuanto al volumen. Para el ser humano no tiene olor. Si uno está cerca de una persona que está consumiendo marihuana, fácilmente de dará cuenta de ese hecho, porque es un olor reconocible. Pero, este tipo de sustancias, al olfato humano no tiene ninguna clase de impacto. Por eso es difícil sentir olor. Es fácil de transportar. Muy fácil de transportar. Imagine que bajo la cubierta de un auto se llegaron a detectar once mil dosis. Y, nosotros, en la década de los ´90 hablábamos de las drogas de síntesis como la droga del futuro. Ahora, llegó el futuro. Está acá. Es un desafío permanente para la Fuerza descubrir este tipo de tráfico. Es muy difícil. En Europa es un gran problema con la tecnología que poseen, y aquí no deja de ser menos.

 

-A usted le queda claro que más allá de que este cargamento que iba para Córdoba; en Entre Ríos y especialmente en Paraná hay un importante movimiento de venta.

-La venta es innegable que existe. El consumo de este tipo de sustancia se ha popularizado. Tiene la particularidad que es más difícil de combatir el tráfico, justamente por lo que decía sobre el volumen. No es lo mismo un cargamento de marihuana o de cocaína que once mil dosis de éxtasis.

 

-Otra cosa que se observa en la noche de Paraná, es que los jóvenes suelen consumir psicotrópicos en la llamada “previa” y luego salen al boliche en ese estado.

-Lo sabemos. Esa conducta no es nueva por otra parte. Generalmente son medicamentos prescriptos médicamente y son abordados por estos jóvenes y lo usan en combinación de otras sustancias. Sos medicamentos en su totalidad se expenden bajo receta duplicada. Pero, cómo llegan a esa receta. Llegan por el hogar; porque alguien de la familia tiene que consumir por prescripción médica ese medicamento y así acceden a él.

 

-Indirectamente usted le está diciendo a los padres que realicen un mayor control.

-Por supuesto, el primer control y la primera prevención está en la casa. Pero, no solamente está ese problema. Está el problema del alcohol en menores. La adicción más grande que tenemos nosotros en la juventud y en general en la población es el alcohol.

 

-Estamos hablando de una conducta desde la década de los ´80 a la actualidad.

-Así es. La adicción más grave que se padece en la población sigue siendo el alcohol y es la que produce la mayor cantidad de siniestros, la mayor cantidad de muertes. El alcohol tiene muchísimo que ver en la accidentología vial.

 

-Antes estaba prohibida la venta de bebidas alcohólicas a partir de una determinada hora de la noche. ¿Eso se sigue cumpliendo o nadie ya le da importancia?

-Las normas están. En algunos casos habría que ser más estrictos en esa clase de control. Hay Municipios en el interior de la provincia que son muy estrictos con eso y con la venta, obviamente, a menores. Sería importantísimo reforzar esa cuestión.

 

-Pareciera que hoy nadie le asigna importancia o aplica restricciones.

-Pero, aparte tenemos el problema que a veces, hasta los cumpleaños de 15, los chicos no van si no hay barras de alcohol o de tragos. Y eso depende no sólo del Estado, sino fundamentalmente de un control parental, obviamente.

 

-En los últimos tiempos la cocaína desplazó a la marihuana. Pero, la cocaína en estos últimos tiempos pasó de venderse en pesos a dólares.

-Nuestros controles se han mantenido. Y las informaciones que obtenemos de esos controles nos dicen que el consumo sigue siendo el mismo. No ha habido muchas variantes y el impacto económico no ha incidido en el consumo. Es decir, la economía no ha incidido en el consumo. Pero, justamente, el capital que alimenta el consumo proviene del ilícito también. Está directamente relacionado. La venta de estupefacientes está muy relacionado a todos los delitos y atraviesa todo el delito. El factor económico altera generalmente a las personas de bien, que trabajan y viven de su salario, de su sueldo y que le cuesta conseguir el peso. Pero, en el caso del delito; y los delincuentes y a veces las víctimas que son adictas, es más o menos el mismo volumen de consumo y el precio hasta la fecha. No tenemos grandes variaciones.

 

Las bandas

 

-No es un dato menos que la mayoría de los jefes narcos hayan terminado condenados y en la cárcel. Algo que no es muy usual. En un determinado momento, cuatro jefes narcos de importancia están cumpliendo penas de prisión. El tema es que después del descabezamiento de la banda que liderada por Daniel “Tavi” Celis (2018 con la causa Sergio Varisco y Municipio de Paraná) no se desarticularon otras bandas o grupos fuertes. ¿Esto qué quiere decir? Y esta interpelación no es solo para la Policía de la Provincia sino también para las Fuerzas Federales (Gendarmería Nacional, Prefectura Naval Argentina y Policía Federal Argentina).

-Hay dos factores que creo que inciden notablemente en esto. Primero, el hecho de conformar una banda cartelizada ha sido una estrategia poco redituable para los grupos delictivos. Porque al formar un cartel grande se hacen muy visibles para las Fuerzas de Seguridad. Entonces, uno golpea parte de la estructura; y al estar tan entrelazadas esas líneas de comando, al golpear esa estructura el cartel comienza a tambalear. Están esos dos factores: primero que sean vulnerables y segundo que sean visibles. Como señalaron: los jefes narcos más importantes de Paraná están presos. Justamente, porque fueron visibles y una vez que se atacó a la estructura, se desmembró la estructura. Eso es un aspecto. O sea, no es la misma organización delictiva de los años 2000 a los de la actualidad, es totalmente distinta. Han adoptado una organización celular. Ahora hay generalmente un distribuidor y pequeñas organizaciones en formato células, que generalmente no tienen contacto con grandes grupos, sino que manejan un territorio de forma autónoma. Y dependen sí de un proveedor. Pero, no es esa estructura casi marcial, estructurada, con líneas de mando, con tropas, divididos en fuerzas de ataques, fuerzas de transporte, fuerzas de recepción. Ahora son unidades más dinámicas y hasta le puedo decir que están aisladas entre sí. Cae una célula, no compromete a otra. Y después, otro factor importantísimo fue la Ley de Narcomenudeo; porque les quitó sustento económico a los grandes grupos. El ataque a la base económica de los grandes grupos fue fundamental. La Ley de Narcomenudeo estableció un “antes” y un “después” en la lucha contra el narcotráfico. Es sumamente importante. Incide en forma contundente. Si vemos los gráficos, en 2018 tuvimos 79 homicidios en la Provincia. Se empezó a aplicar la Ley de Narcomenudeo y este año a la fecha, tenemos 29 homicidios, nada más. Vean la diferencia: en 2018 teníamos 79 homicidios y ahora tenemos 29 hasta esta altura del año. ¿Eso por qué pasa? Porque se redujo la violencia, atacando la boca de expendio.

 

-¿Cuánto le preocupa que el grupo Los Monos de Rosario sigan desplegando sus fortalezas. Sigan “apretando” a jueces, fiscales, autoridades políticas, a empresarios. ¿Cuánto le preocupa que esa modalidad busquen instalarla en Entre Ríos? De hecho, hubo miembros de esa banda buscando arraigarse en Entre Ríos.

-Incluso tuvimos un prófugo de la banda de Los Monos que fue capturado en Paraná por personal de la Fuerza de la Provincia. Creo que Rosario tiene una idiosincrasia totalmente distinta a la Provincia de Entre Ríos. Está ubicada en una zona muy especial. Tiene un puerto de ultramar. Tiene un aeropuerto internacional. Tiene rutas de fácil acceso. Tiene un cordón industrial muy importante que provee de químicos “a las cocinas” de cocaína. Con una densa población que está en la periferia de Rosario, con una situación crítica de pobreza. Todo eso hace que Rosario sea totalmente distinta a cualquier ciudad que tengamos en Entre Ríos. La problemática del delito en Rosario no es de ahora.

 

-Por algo se le dice la Chicago Argentina.

-Hay que recordar a “Chicho Chico”, a “Chicho Grande”; el negocio de la prostitución nación en Rosario a principios del siglo XX, para dar un ejemplo.

 

La prevención interna

 

-¿Cómo trabajan para que el personal policial no caiga ante las ofertas que pueden ofrecerles desde el narcotráfico? Porque ha existido casos de personal policial que ha estado involucrado en el circuito de la droga.

-Recuerdo que tuve un caso con mi jefe de Operaciones, cuando yo era director de Toxicología. Él estuvo involucrado en un caso; pero, hicimos un trabajo investigativo y lo detuvimos. Este fin de semana pasado cayeron dos oficiales en Concepción del Uruguay: uno de ellos con alto rango, era comisario principal y a cargo de una Comisaría y el otro oficial que perteneció al área de Toxicología. Se lo detectó y se los expuso con las pruebas, después la Justicia dirá si son inocentes o culpables. Pero, se los puso a disposición de la Justicia Federal como corresponde. La corrupción está en todo el sistema y en la sociedad. Nosotros no somos indiferentes a eso. Pero, la Policía de Entre Ríos tiene el honor, el orgullo de decir que cuando se da cuenta o persigue o detecta este tipo de conductas toma las medidas del caso sin ningún tipo de falso sentido de camaradería y lleva adelante la investigación porque consideramos que la persona o el personal que ingresa al delito ya no se lo considera más policía; para nosotros y hasta por una cuestión de honor, si se quiere. Y se lleva adelante el procedimiento. Nosotros confiamos en la Policía de Entre Ríos, en el sentido que es una Policía sana. El personal de Toxicología es elegido por sus virtudes, por sus cualidades humanas.

 

-¿Van renovando al personal?

-Por supuesto, los que tienen más antigüedad van ocupando cargos de mayor mando. Pero, el personal se va eligiendo en los estratos más jóvenes. Y se van renovando los cuadros que integran la Dirección de Toxicología y las Divisiones que están en el interior de la Provinca.

 

-¿Hay sumarios en marcha contra personal de Toxicología? Fuera del caso concreto de esos días de Concepción del Uruguay.

-No, no tenemos casos concretos en estos momentos. Y en la actualidad se finiquitaron todos los sumarios relativos a ese tema.

 

-Cómo analizó el proyecto de ley de la diputada provincial Ayelén Acosta (PRO) que propone crear una Fuerza Policial Antinarcotráfico en Entre Ríos, que dependerá funcionalmente de la Procuración General de la provincia.

-Celebro que haya un interés… me pone muy contento que se hagan propuestas en torno a esto. Es una señal excelente. En lo personal no creo que sea viable ese proyecto. Dicho esto –como dije antes- respetando la voluntad, la buena intención de mejorar las cosas., que eso sí es loable y proponer el debate sobre estos temas, es importante.

 

-Le cuesta a la clase política hablar de estos temas.

-Con la Ley de Narcomenudeo se tomó una decisión importante, efectiva y eficiente. Pero, en este caso (crear una Fuerza Policial Antinarcotráfico), creo que no sería eficiente. ¿Qué propone el proyecto? Poner un área de investigación policial bajo la dirección del Procurador General de la Provincia. Cuando en realidad, en la actualidad el personal de Toxicología trabaja bajo las órdenes de los fiscales. Inclusive, informan a los fiscales –como debe ser- antes que a nosotros. Yo me entero de un procedimiento de Toxicología en líneas generales y cuando se está por hacer el procedimiento en ciernes; para tomar la responsabilidad si hay algún problema. Pero, eso ya está funcionando. Y me parece que sería desmembrar a la Policía, sacarla de su contexto natural; con el problema del flujo de información que establece una estructura dentro del Palacio de Tribunales, la información no va a ser la misma. No vamos a tener contacto fluido con otras áreas de la Policía como Investigaciones, Inteligencia Criminal. Me parece que se va desvestir a un santo, que está funcionando, que está haciendo las cosas bien y en la realidad también está haciendo las cosas bien; para apostar a una estructura que no sabemos cómo va a funcionar.

Deportes

Otta

Walter Otta habló en la previa al debut de Patronato en la Primera Nacional y avisó que se viene un torneo durísimo.

Curu

El entrerriano Facundo Curuchet se convirtió en la cara nueva de Aldosivi de Mar del Plata.

Hinchas de Patronato

La Policía de Entre Ríos brindó detalles del operativo de seguridad para el debut de Patronato.

Enzo Passadore

Enzo Passadore aguarda con expectativas el comienzo de la Liga Federal de Básquet.

Conferencia

En las instalaciones del club Don Bosco fue presentado oficialmente el Torneo Interligas Femenino.

Largada

En la primera fecha del TC, en Viedma, habrá actividad en la jornada del viernes.

Mutio

El plantel de Patronato se movió por primera vez en el verde césped del estadio Pedro Mutio.

Globito

Huracán no pasó sobresaltos ante Yupanqui, cumplió con el trámite y se metió en los 16avos de final de la Copa Argentina.

Opinión

Por Darío Dayub (*)

(Foto ilustrativa)

Cultura

La cita es en la plaza San Martin de la ciudad de Santa Fe, con una nutrida cartelera de artistas y comparsas.

Los Palmeras, Peteco Carabajal y Mario Pereyra encabezan la cartelera de artistas.

Hasta el 31 de marzo se recibirán las narraciones y los resultados se publicarán el 30 de junio.

La actividad se podrá presenciar con entrada libre y gratuita.

Las propuestas culturales son gratuitas y comenzarán el primer fin de semana de febrero. Foto: archivo SCER