Docente denuncia a Jurado de Concursos por otorgar continuidad laboral en la Escuela Normal de Victoria

De ANÁLISIS DIGITAL

“En diciembre, de 2018, salió a concurso de suplencia el cargo de Regente del Nivel Superior, de la Escuela Normal, debido a la Jubilación de la Regente suplente. Con antelación a dicho acto, se sabía que este cargo tenía una breve durabilidad, porque cuando se jubilase la regente titular, se reconvertiría el cargo de regente en un cargo de Secretario Académico (situación contemplada en la Resolución Nº 2133/16 CGE) y, oportunamente, los aspirantes al mismo esperaban el concurso correspondiente. Esta jubilación era inminente, y, por tal motivo, fueron pocos los aspirantes a la suplencia del cargo de regente, suponiendo que, prontamente, se efectivizaría el concurso de Secretario Académico. Así fue que se jubiló la docente titular, que ocupaba el cargo de Regente, y, los que pretendíamos concursar como Secretario Académico, estábamos a la espera de que este concurso se llevara a cabo”, contó la docente.

Señaló que “los días pasaban, y esto no sucedía. Fue entonces que decidí cursar una nota al rector, como delegada gremial de la institución, manifestando mi preocupación porque este concurso no se propiciaba. Ante esto, casi de manera inmediata, recibí una denuncia presentada a AGMER Seccional Victoria, para ser elevada a la Comisión Directiva Central. La denuncia realizada por un directivo de la Escuela Normal, cuestionaba mi conducta como delegada por hacer el planteo antes mencionado”.

“Respondí a esta denuncia, oportunamente, teniendo que explicar, paradójicamente a un directivo, que estatutariamente los cargos se concursan, y que, ante el no cumplimiento de una normativa establecida, existe la impugnación. Debo agregar que nunca recibí respuesta del descargo realizado vía gremial. Pasó diciembre, enero, y, a fines de febrero, en un día institucional, nos enteramos de manera oral por el rector de Normal, que se le había dado continuidad en el cargo de Secretaria Académica a quien había accedido como suplente al cargo de regente, sin mediar concurso alguno”, recordó.

Consecuentemente, Buchardo presentó “formalmente la impugnación correspondiente a Jurado de Concurso de Nivel Superior. Pedí que fuera revisada esta decisión, ya que hay una norma establecida por CGE que ordena el llamado a concurso cuando cesa o se jubila un regente titular y el cargo debe convertirse en secretaria/o académica/o”.

“La respuesta a mi impugnación fue breve y escueta. Ratificaron la postura tomada con un argumento improcedente, antiestatutario e insólito: darle continuidad laboral al agente educativo que había concursado como regente. ¿Por qué es grave esta determinación? Porque no existe en el Sistema Educativo la figura de continuidad laboral”, acotó. “El Estatuto Docente, conquistado por tantas luchas, desterró estas viejas prácticas que no dejan de ser arbitrarias y dedocráticas. Se deja sentado un grave precedente, que habilita a que cualquier integrante del sistema educativo, que pierda su cargo u horas, requiera esta continuidad laboral”, denunció.

Luego anotó una serie de preguntas: “¿Qué características debe revestir el aspirante a la continuidad laboral? ¿Qué requisitos debe cumplimentar para que el CGE le otorgue esta concesión? ¿Con quién debe contactarse para poder acceder a este “beneficio”? Este mismo criterio y contemplación, de otorgar continuidad laboral, ¿se tendrá en cuenta para con todos aquellos docentes que al cerrar sus Profesorados, se han quedado sin horas? ¿Acaso no violenta el derecho concursal de los docentes interesados, resolver esta situación a través del otorgamiento de una continuidad laboral? ¿Y si esto produce un “efecto cascada”, y en los demás Niveles del Sistema Educativo (Inicial, Primaria, Secundaria y sus Modalidades), empiezan a aparecer pedidos de continuidad laboral amparándose en esta situación descripta que sienta un grave precedente? Esta decisión ¿catapulta por el aire la normativa concursal por la que debe velar Jurado de Concurso?”

“Evidentemente, el conceder continuidad en otro cargo, con una clara normativa interpuesta, con el argumento de una continuidad laboral, nos remite a otros tiempos”, consideró. Por eso interpuso su “disconformidad con los argumentos antes citados, apelando que esta decisión sea revisada, y esperando que los referentes gremiales, que acompañaron con su firma esta decisión, honren lo estatutario, que fue concebido con tanto esfuerzo por docentes que hasta dejaron su vida para construirlo”.

“Estoy a la espera de la respuesta de Jurado de Concurso, con la esperanza de que sea revisada la situación planteada. Las normativas están para cumplirse. Las excepcionalidades hacen demasiado ruido, sobre todo cuando no hay espacios en blanco o vacíos normativos que lo avalen. Ningún docente debe permitir estos avasallamientos de derechos que no hacen más que echar por tierra y violentar lo que tanto esfuerzo nos costó conseguir y sostener”, completó.

QATAR 2022: LA AGENDA DE PARTIDOS DEL DÍA


Opinión

La trágica muerte ocurrida recientemente en el
Por Luciano Lutereau (*)

Cultura

Cerveza, gastronomía y música los principales atractivos de una feria que crece año a año.

Pre-inscripción abierta a la Maestría en Literatura y Política de UADER.