“Estar en Rosario no me garantizaría poder entrenar”, explicó desde Cerrito Julián Azaad

“Estar en Rosario no me garantizaría poder entrenar”, explicó desde Cerrito Julián Azaad

El cerritense explicó los motivos por los cuales entrena lejos de su compañero.

La última vez que entrenaron juntos el entrerriano Julián Azaad y su compañero Nicolás Capogrosso fue hace casi tres meses, cuando cumplieron los 14 días de aislamiento por haber regresado desde el exterior. El país había entrado en cuarentena por la pandemia de nuevo coronavirus (Covid-19) y ellos venían de quedar segundos en el Sudamericano de Beach Volley disputado en Lima, tras perder con los brasileños Andre/George, por 2-1 (21-15, 18-25 y 15-11).

“La última vez que jugamos juntos fue en el Sudamericano de Perú, una final contra Brasil. Luego llegamos a Rosario y comenzó la cuarentena. Viajamos desde Lima y cumplimos los 14 días por viajar desde el exterior con los otros dos jugadores de la selección en una quinta de Funes. El último entrenamiento fue allí, el día 14, y después viajé a Cerrito”, comentó Azaad en diálogo con ANÁLISIS DIGITAL.

Desde aquella vez, el cerritense y el rosarino Capogrosso practican cada uno por su lado. En parte por la situación epidemiológica, aunque también por una decisión propia del entrerriano.  “El permiso para viajar a Rosario yo lo tengo, lo que no hay es transporte para moverme hasta allá. De todos modos, yo elijo estar en Cerrito en este momento por la potencialidad de la cantidad de casos que puede llegar a haber en Rosario. Es una ciudad muy grande y están en cierta manera a la espera de que explote este problema de la pandemia. Y en ese caso, puede haber chances de que vuelvan a Fase 1 o se compliquen los permisos para entrenar”, reflexionó.

Azaad y Capogrosso, al ganar el bronce en los Juegos Panamericanos de Lima 2019.

“Estar en Rosario no me garantizaría poder entrenar; hoy esas posibilidades son más claras en Cerrito, por eso elijo estar acá, pese a no poder entrenar con Nico (Capogrosso). De hecho, por gestión del municipio de Cerrito con el área de deportes de la provincia yo comencé a entrenar una semana antes que el resto de los deportistas, con arena y pelota, por eso considero que es un mejor momento para estar en Cerrito”, agregó.

Los inconvenientes que implican para una dupla entrenar a distancia son innumerables, pero Azaad confía en lograr recuperar terreno cuando todo comience a normalizarse. “Las limitaciones de no poder entrenar con Nico (Capogrosso) tienen que ver con las cuestiones asociadas al acople de equipo, todo lo táctico; las técnicas que debemos coordinar entre los dos, son las partes que no podemos trabajar en este momento, pero entendemos que ya tendremos tiempo y cuando podamos volver a estar juntos la carga de entrenamientos será muy alta para poder compensar este tiempo que venimos perdiendo”.

“La cosa no está fácil para que vuelva de Entre Ríos”, contó el compañero de Julián Azaad

El compañero del cerritense habló desde Rosario, donde se entrena solo

Mientras tanto el medallista panamericano –obtuvo el bronce con Capogrosso en Lima 2019– prioriza la preparación física y cuenta que está “haciendo mucho gimnasio” en estos días. “Principalmente gracias a un par de amigos que me prestaron algunos elementos pude mantener esa parte de fuerza. También estoy haciendo hincapié en la parte psicológica, es un buen momento para descansar un poco la cabeza y ocupar el tiempo en algunas actividades que tenía pendientes; hace bien para cuando retomemos la actividad deportiva”. De todos modos, reconoció: “Sí se entiende que en la parte técnica perderé un poco de entrenamiento, pero es una razón de fuerza mayor. No lo podemos manejar nosotros. Es una pandemia que afecta a nivel mundial y ningún equipo está exento de ese problema”.

El voleibolista entrerriano sostuvo que no sabe “cómo se puede resolver” lo que ocurre con la pandemia y consideró que “no tiene que ver con políticas deportivas, sino con cuestiones sociales y de salud. Hasta que no salga una vacuna difícilmente podamos normalizar la situación”.

El entrerriano entrena solo en la tranquilidad de Cerrito, lejos de Rosario, donde practica su compañero.

En este marco de incertidumbre, Azaad tampoco tiene compromisos agendados a futuro. Solo se trata de rumores o torneos sin fecha definida. “Está programada la final Sudamericana para diciembre de 2020, pero en octubre habrá una reunión entre los encargados de las federaciones sudamericanas y ahí se decidirá. Por el momento es tentativo; estamos ligados a decisiones políticas que tienen que ver con salud y no tanto con lo deportivo”, afirmó.

El Covid-19, que también obligó a la suspensión de los Juegos Olímpicos en 2020, podría influir en la carrera para llegar a Tokio, la sede del postergado evento. Según Azaad, los más fuertes psicológica y físicamente y quienes se adapten más rápido a la situación podrán sacar ventajas. “La verdad que no lo sé cómo influirá. Yo creo que dependerá mucho de la fortaleza mental y física, para ponernos en ritmo técnico que traíamos previo a la pandemia, lo antes posible. La diferencia al momento de la clasificación la marcará el equipo que menos afectado se vea por esta pandemia y que más logre subir su nivel una vez que esto se normalice. Pero yo tengo mucha fe en nuestro equipo y el trabajo que venimos haciendo; no tengo dudas que lo resolveremos de la mejor manera posible cuando esto se solucione”, concluyó.

Por Miguel Bonasso
Alberto Fernández y Cristina Kirchner

Alberto Fernández y Cristina Kirchner, tras conocerse el resultado de las PASO 2021. (Foto: Maximiliano Luna/AFP)

Por Luciana Peker (*)