Bulimia de poder y anorexia política

Edición: 
651
Comentando la semana política en Entre Ríos

-Errores. Con solo un poco de sentido común se podía apreciar lo que iba a suceder el sábado 5 en el Congreso Radical. Pero entre lo que señalaba el sentido común y el análisis del gobierno había un fuerte contraste. Llevó toda una semana digerir el rotundo “No” con el cual se despachó el mitin, ciertamente influenciado por el montielismo. El no oculto ofuscamiento del gobernador Jorge Busti dio paso a declaraciones que sonaron a pase de factura. Es que el hombre se siente engañado “como una sirvienta”. No son pocos los dirigentes radicales que durante más de un año han cobrado a cuenta. Así, les tiro directamente al presidente del Comité Provincial, Sergio Varisco, y al presidente del bloque de diputados radicales, Fabián Rogel. Según Busti, en las negociaciones previas estos aseguraban que el congreso habilitaría el tratamiento de la reforma. El infantilismo en la apreciación deja al oficialismo flameando y desconcertado. Además muestra –y esto es grave- una virtual desconexión de lo que sucede en la tripa de los entrerrianos cada vez que Sergio Urribarri, José Carlos Halle, Emilio Castrillón o José Angel Allende, se sientan con Varisco, Rogel o cualquier montielista a buscar “consensos”.

-Ambientes. Esta torpeza que refleja Busti en la percepción de lo que acontece tiene que ver con el accionar de su gobierno. El entorno íntimo del gobernador es desparejo en cuanto a perfiles ideológicos, pero parejito a la hora de pretender mover la realidad según pretensiones sectoriales. En esas circunstancias, los más engañosos son los denominados progresistas. Viven el convencimiento de que expresan a los sectores más dinámicos de la sociedad y desde ahí desarrollan la idea de que sus apetencias personales coinciden con el colectivo. El ministro Urribarri, aunque con cautela, también transpiraba optimismo. Tanto que el día jueves anterior al congreso radical mantuvo un corto dialogo telefónico con Sergio Montiel, quizás con la idea de repasar los consensos logrados. Por esas horas, Montiel estaba convencido de contar con cifras holgadas de rechazo a la reforma. Sin embargo, gozó el momento, se puso ceremonioso y habría expresado: “como no ministro, pero encontrémonos el domingo, Usted sabe que si nos encontramos antes se pueden generar muchas suspicacias”. Naturalmente la reunión no se realizó. Como se ve, la película que se vivía en los pasillos oficiales no era la misma que se preparaba proyectar en el congreso. A pesar de ello, las conversaciones existían y habían alcanzado letra chica. A medida que baja la polvareda del “No”, detrás de los reproches cruzados se ventilan algunas cláusulas inconfensables. Se sabe que Felipe Ascúa tendría vía libre para sembrar con correligionarios las plantillas de contratos en el Consejo General de Educación (CGE). Pero en forma paralela a esas “minucias” avanzaba otra más importante. Blanca Zufiaurre, representante de la Federación de Jubilados en el Directorio del IOSPER, y habitante de la carpa intima del ex gobernador, pasaría a presidir la Obra Social. En este plano de la negociación el diputado Allende se sentía Roberto Lavagna frente al FMI. Como se ve, a los negociadores de Busti no le faltaban razones para profesar optimismo, solo les faltó saber lo que sentía la calle. Pequeño error.

-Chiquero. “Si Arturo Sampay viviera…!” Cuanta falta hacen hombres como aquél brillante constitucionalista que orientó la reforma de la Constitución de 1949. La diferencia de estatura intelectual desde aquel bronce del Derecho Constitucional hasta los operadores oficiales de la reforma provincial es indicativo de los desaguisados que se provocan. Al cierre de esta edición el gobierno había obtenido la media sanción al proyecto de ley que instituye y reglamenta el instituto de la Consulta Popular previsto en el artículo 40 de la Constitución Nacional, y se apresta a alardear su sanción definitiva en Senadores. Son varias las aristas que convierten en objetable una iniciativa que desprovistas de las trampas y mezquindades con que la ha adornado el gobierno, constituye una de las formas mas perfectas de democracia. Es que ante el portazo del Congreso Radical el gobierno aumenta la apuesta en el mismo sentido autista en que venia. Por un lado propone plantear un programa intensivo de reuniones con los actores políticos y sociales, pero por el otro mete presión con la consulta popular. Es como sentarse a buscar acuerdos y poner la pistola arriba de la mesa. Llegado el caso cabe preguntarse también: ¿a quien le ganaría el gobierno en una virtual consulta popular? Si las fuerzas políticas de la oposición –tal como anunciaron-, no participan ni controlan el acto eleccionario, éste quedará vació. Seria como ganar un partido de fútbol sin equipo en el campo de enfrente, sin árbitro que controle, y sin público. El resultado será siempre mentiroso. El oficialismo, al ningunear la búsqueda seria de acuerdos niega la política, porque también niega el dialogo. Paralelamente, el método de la “valija” y las “transas” es insinuado infantilmente. Por caso, desde diversos despachos oficiales se entrecruzaron llamadas telefónicas con más de un intendente radical a fin de ofrecerles fondos para obras en sus pueblos a cambio de declaraciones que contradigan lo resuelto en el congreso partidario. Ese camino tampoco es conducente, y mas temprano que tarde encontrará su final en un lodazal. Por estas horas, y con un tropel de legisladores lanzados a embarrar mas la cancha para que nada cambie, probablemente el gobierno esté enterrando sus ultimas posibilidades de recuperar para si iniciativas que conecten con la gente como principal resguardo de su accionar. Nunca es tarde para cambiar y corregir errores, pero hay desaguisados de los cuales es muy difícil volver. Esto pareciera ser un caso. Según prestigiosos hombres de derecho, la obligatoriedad planteada en la ley que instituye la Consulta Popular será pasible de acciones de inconstitucionalidad y allí, como se dice en la calle: la reforma “habrá sido”. La batalla por la sucesión cubrirá un nuevo presente turbulento.

-Causalidades. De repente la basura estaba ahí, desparramada, matizando el paisaje paranaense. Los basureros municipales (sector sensible si los hay) estaba de paro y las explicaciones del Intendente de Paraná reflejaban la tensión por un conflicto desatado sin previo aviso y virulento. Como todos los días a la hora señalada la basura esperaba por su recolección. El secretario general de los municipales, Hugo Vázquez, en su modalidad esquiva y recelosa, daba las explicaciones del caso. Que los reclamos venían de largo y que ellos habían decidido terminar con esa actitud dilatoria. Cuando los periodistas preguntaron por los desmanes, Vázquez eludió hacerse cargo y contraatacó señalando que funcionarios políticos de Julio Solanas habían realizado amenazas a los trabajadores en huelga. El zarandeo del conflicto abre un abanico de haceres, tendencias y confrontaciones que recorren desde las elementales reivindicaciones de los trabajadores municipales hasta los intricados suburbios de la política entrerriana. Con anterioridad a la medida de fuerza nadie estaba percatado de un clima de conflicto. Más, en la misma tarde se desarrollo una reunión del gremio con el Intendente que transcurrió en un clima pacífico y amigable, tanto que Hugo Vázquez se permitió comentar en tono de broma la metodología que iba a poner en marcha en la movilización hacia el IOSPER anunciada para dos días después. Es cierto que los recolectores de basura viven postergaciones. Dignificar esta tarea es un problema que trasciende largamente la cuestión salarial. Entonces si de armar conflicto se trata, es cuestión de echar mano a una alforja que siempre está llena. Vázquez no es persona de dar puntada si hilo, y no es de desatar conflictos sin objetivos claros. Por lo demás estaba vigente una mesa de negociación donde participaba el Intendente en persona y si bien no había respuestas para todos los reclamos, varios de ellos tenían avances parciales. En todo caso la lentitud en la respuesta por parte del Intendente hubiera dado lugar a un paro programado. ¿Por qué entonces se desata tan intempestivamente el conflicto? Para encontrar explicaciones es necesario direccionar las reflexiones hacia el terreno político y las pertenencias partidarias que se entrecruzan en la conducción del gremio municipal. Se sabe que buena parte de la misma puede haber operado motivada por la frustración que invadió al varisquismo tras el congreso de Villaguay. Es que la dirigencia política que conocemos no es propensa a bucear en las tendencias sociales y, encontrar allí, las causas de sus tropiezos. Les resulta más sencillo encontrar chivos expiatorios o bien demonizar a quien hace mejor las cosas. Se sabe también que por esos días en la Casa Gris no se disimulaba bronca con Julio Rodolfo Solanas. Buena parte del bustismo, y el propio gobernador recelan de las ambiciones de aquel. Con el resultado puesto del conclave de la UCR, esa desconfianza se multiplicó motorizada por chismes de baja estofa. Lo cierto es que el bustismo también maneja importantes resortes en el gremio municipal. El agrio sabor de la derrota política es la causalidad que explica la “espontaneidad” del paro. Sabedores del estado de las conversaciones gremiales en el municipio soliviantaron al Hugo Vázquez a hacer lo que sabe. Hábiles operadores que anidan en el propio edificio de la Municipalidad de Paraná aportaron lo suyo, de lo contrario no se explica el origen de las llamadas de coordinación del conflicto desde ciertos despachos del Palacio Municipal. En clave de internas partidarias, fue una “devolución de favores”.

(Más información en la edición gráfica del semanario ANALISIS)

Unión le ganó sobre la hora a Boca y le impidió subirse a la cima

El Tatengue, con un equipo alternativo, venció al Xeneize (también sin algunos titulares), en La Bombonera.

Fútbol: Banfield y Barracas Central quedaron a mano en el Florencio Sola

El Taladro y el Guapo empató este viernes en el inicio de la quinta fecha de la Liga Profesional.

El Lobo platense le amargó el debut a Carlos Tevez en Rosario Central

Ramón Sosa anotó el único gol del partido en el Gigante de Arroyito.

Carlos Quintana está en duda en Patronato para recibir el lunes a Independiente

El capitán Rojinegro aun no está recuperado y su presencia es una incógnita ante el Rojo (Foto: Prensa Patronato).

TC: Londero tuvo problemas con el motor y tuvo que alquilar uno en Concordia

El ramirense tuvo inconvecnientes este viernes con su impulsor y tuvo que alquilarle uno a Castellano.

Opinión

Por Luis María Serroels (*)
Por Carlos Del Frade (*)

Nacionales

ENOHSA y el Consejo de Políticas Sociales definieron ejes de trabajo conjunto

ENOHSA y el Consejo de Políticas Sociales definieron ejes de trabajo conjunto.

En reserva, Cristina Kirchner recibió a Carlos Melconian

Fue un encuentro a solas con el economista en torno de la coyuntura y de los planes que elabora la Fundación Mediterránea de cara a los comicios de 2023.

La demanda de electricidad alcanzó el jueves un récord para un día hábil de invierno

La demanda de electricidad alcanzó el jueves un récord para un día hábil de invierno.

Provinciales

Lanzaron el programa que impulsa la producción agropecuaria sustentable

Lanzaron el programa que impulsa la producción agropecuaria sustentable.

Diputados

Boleto educativo y consorcios camineros, temas tratados por diputados en comisión.

El gobierno provincial busca profundizar el desarrollo del turismo rural

El gobierno provincial busca profundizar el desarrollo del turismo rural.