El hombre que no podía parar

Edición: 
817
Marcelo Saint Girons y una historia de negocios, lobbys y muerte accidental

D. E.

El conocido empresario Marcelo Saint Girons se mató en un accidente automovilístico a comienzos de septiembre. La forma en que se produjeron los hechos –ya que en principio se consideró que se le había salido la rueda trasera a su moderna camioneta Toyota– generó dudas y preocupación en sectores del oficialismo, al que siempre estuvo vinculado en los últimos 20 años. Saint Girons fue un hacedor de negocios como lobbysta de Ocasa –la ex empresa de Alfredo Yabrán– y luego del Grupo Boldt, en casi todos los estados provinciales de la Mesopotamia. Esta semana se conocieron los peritajes judiciales al vehículo, que determinaron que hubo un “desprendimiento del palier de la rueda trasera”, que provocó el accidente y la muerte del empresario, por lo cual quedaron desestimadas las dudas en torno a un posible atentado contra su vida, según se confirmó a ANALISIS. La familia prepara ahora un juicio millonario contra la empresa japonesa.

“Marcelo Saint Girons era una máquina de hacer negocios. Donde fuera. Tenía pasión por meterse en esto, aquello o en lo otro por aparecer. Vivía para eso, aunque los últimos tiempos su pequeño hijo pasó a ser su pasión, su vida, sus horas”. La frase es una especie de síntesis de parte de un allegado directo, que compartió diversos momentos con él en los últimos 20 años y que se quedó con ese vacío que provoca la muerte sin respuestas, sin explicaciones.

Ese martes 2 de septiembre había terminado sus actividades en Capital Federal –donde residen sus hijos mayores, del primer matrimonio–, pasó a buscarlo al sobrino de su mujer por el departamento de su propiedad, en Avenida Libertador, y emprendió el viaje hacia Paraná poco después de las 15.30. “Te dejo, hago una pasada por casa y sigo para Formosa, porque tengo que cerrar un par de negocios con compra y venta de campos en esa zona”, le comentó al joven, que a poco de ascender a su camioneta Toyota Hilux 4 x 4, cabina doble, adquirida a principios de abril de este año, en una concesionaria de Buenos Aires, reclinó el asiento y trató de dormitar mientras iban saliendo de viaje. La moderna camioneta, por la cual se pagaron 120.000 pesos, había quedado a nombre de la empresa Shayn SRL, con sede en Buenos Aires y dedicada al mantenimiento del software de las agencias de juego en Entre Ríos, subcontratada por la firma Boldt. Saint Girons estaba vinculado a esa pequeña firma, pero recién antes de fin de año iba a aparecer en los papeles.

El conocido empresario –que desde hace unos años estaba viviendo en Paraná, donde encontró a su nueva compañera, tuvo un hijo y le compró la coqueta casa a los hermanos Baruh para instalarse definitivamente– hizo unos 140 kilómetros por la autopista que termina en la capital santafesina, en un día bello, soleado. Hasta que se encontró con la tragedia. La camioneta hizo un ruido extraño y comenzó a dar tumbos de punta. Tanto Saint Girons como el sobrino estaban con los cinturones puestos. Y si bien nunca se activaron los airbag –como tendría que haber sucedido–, el hundimiento del techo y los golpes que recibió en la cabeza fueron determinantes para que el conductor se encontrara con la muerte.

“La puta que lo parió”, alcanzó a decir como última frase de bronca e impotencia, según pudo recordar su sobrino, a quien el techo no alcanzó a pegarle, por tener el asiento reclinado para descansar.

La camioneta terminó destrozada, casi irreconocible, a un costado de la autopista, a la altura de Alsina, pegado a Baradero, aún en la provincia de Buenos Aires, y en jurisdicción de San Nicolás. Los testigos del lugar relataron que los tumbos empezaron a producirse a partir de la insólita salida de la rueda derecha trasera y que la camioneta, totalmente descontrolada, dio vuelcos en casi 100 metros de recorrido, hasta que terminó a un costado. El techo, en especial del lado del conductor, quedó prácticamente a la altura del volante; no sucedió lo mismo con la parte del acompañante y todo indica que por eso salvó su vida el sobrino del empresario. Los vidrios estallaron en su totalidad.

Algunos camioneros detuvieron la marcha y se acercaron a socorrerlos. Saint Girons estaba desvanecido por los golpes en la cabeza; el chico alcanzó a salir por sus propios medios, pero en segundos se quedó “como ciego” temporalmente, también como consecuencia de algunos golpes en el cráneo, y tuvo una especie de desmayo. Ambos fueron trasladados de urgencia al hospital de Baradero. De la camioneta desaparecieron algunas cosas personales –especialmente como consecuencia de los vuelcos y el estallido de los vidrios– y otras consideradas de importancia, como una alta cifra en dólares, que nunca se pudo determinar, que Saint Girons habría dejado dentro del bolso de la notebook –que fue encontrado, pero sin ese dinero–, porque debía seguir el viaje a Formosa y contaba con esos billetes para cerrar los negocios. El dato del dinero lo aportó el propio sobrino, quien lo vio ingresar “fajos de dólares” al bolso, según reveló a ANALISIS una fuente cercana.

(Más información en la edición gráfica de ANALISIS de esta semana)

Deportes

Colón pidió postergar su partido con Patronato por la Copa Argentina

El Santo y el Sabalero debían jugar el 7 de junio, cinco días antes del clásico santafesino.

“Fue como cumplir un sueño”, dijo el entrerriano Respaud sobre el Básquetbol Sin Fronteras

El uruguayense Juan Ignacio Respaud compartió gratos momentos con Leandro Bolmaro.

Tras el título y la clasificación de Boca, Benedetto descansa en Hernandarias

El delantero Xeneize viajó junto a amigos para pescar y descansar.

“Creemos que podemos ser protagonistas”, aseguró el entrerriano Nicolás Bonelli

El uruguayense marcó en 2021, el mejor tiempo clasificatorio en el óvalo de Rafaela.

Liber

Se conocieron los cruces de octavos de final de la Copa Libertadores de América 2022.

Tate Copa

Unión de Santa Fe enfrentará a Nacional, primero en Montevideo, por los octavos de final de la Copa Sudamericana.

Schwartzman

El argentino Diego “Peque” Schwartzman ganó y ya está en octavos de final de Roland Garros.

Premio

El paranaense Mariano Werner fue reconocido con el premio Jorge Newbery.

Opinión

Berdardo Salduna (*)
Por Pedro Galimberti (*)

Cecilia Goyeneche. (Foto: ANÁLISIS)

 

Cecilia Goyeneche. (Foto: ANÁLISIS)

Judiciales

Los encuentros estarán coordinados por la poeta paranaense Rocío Lanfranco y la artista visual Carla Botto.

Será desde las 17.30 con la temática Ángeles y Arcángeles.

La cita es este sábado partir de las 21, con entrada libre y gratuita. Foto: Ivo Betti

Locales