La isla de la fantasía

Edición: 
863
Voces oficiales y realidad opuesta

Hugo Remedi

Algo no estamos viendo los entrerrianos en su justa dimensión.
Alguna cosa de la realidad que nos abraza cotidianamente no estamos interpretando acabadamente. Sólo de ese modo se puede fantasear con esa provincia soñada que nos promete el gobernador Sergio Urribarri en sus recurrentes discursos cargados de un desaprensivo optimismo.
Tal vez, en su recorrido consecuente de los últimos tiempos se haya contagiado del éxtasis místico del kirchnerismo, o en su pasión por ver una Entre Ríos grande y diferente quizás la realidad se le pierda de vista. En cualquiera de los casos su convencimiento es de temer.

No parece ser la Entre Ríos que estamos viviendo –o sufriendo acaso- la provincia que el mandatario cree ver a cada minuto de su gestión cargada de euforia y optimismo. Pecar de incautos suponiendo que quien dirige una provincia y hace de la política su profesión vaya a reconocer lo peor de la enfermedad, es una quimera, por supuesto. Pero de allí a internalizar y naturalizar los efectos festivos de los discursos oficiales es poco menos que asumir una subestimación imperdonable.

Se agrava aún cuando desde los estrados oficiales, los mensajes de euforia redoblan la apuesta a cada instante, como si la ceguera se fuera profundizando o como si la palabra empeñada surgiera como un automático mecanismo de defensa.

El resultado de las elecciones del pasado 28 de junio calmó en alguna medida el arrebato y la prepotencia de los discursos que nacen de Casa Rosada. La prudencia tan sólo duró algunos escasos días. El tiempo necesario para que el kirchnerismo se rearmara y comenzara con su proyecto de recuperar el poder perdido entonces en la legitimidad de las urnas.

Cristina Kirchner perdió las elecciones y perdió casi toda la adhesión popular que pesaba sobre su imagen, que hoy continúa bajando de un modo abismal. No obstante, de allí a suponer a los Kirchner retirados de la lucha es de pacatos. En la intención de reconstruir poder para el 2011 necesitan tanto de amigos como de enemigos. Los primeros para sumarse a la gesta refundadora y los segundos para referenciar el objetivo que les permita mantener el país político y social en plan de batalla. Precisan, entonces, nutrirse del permanente estado de agitación para envalentonar luego a las voluntades seducidas por un discurso siempre agresivo y contestatario que intenta ser sublime a los oídos de los más necesitados.

Traidores a la patria

En este país no hay argentinos que piensen diferente, hay para el mensaje oficial amigos y enemigos de la patria, así de simple como así de contundente. Los enemigos para los Kirchner están hoy prácticamente a la vista, son casi el 80 por ciento de los parroquianos de la gran aldea nacional que los rechazan. Entre los amigos quedan los leales y los convenientes.
Urribarri, habrá que reconocerlo, parece estar dentro de los leales.
El gobernador se supone entonces convencido de que el camino trazado por el kirchnerismo es el ideal, el maravilloso, el que marca el rumbo de un país “condenado al éxito”, como dijera en alguna otra ocasión el ex Presidente de la Nación, Eduardo Duhalde.

Para el discurso oficial vivimos en un país fantástico y en una provincia también así de magnífica. ¿Puede suceder, acaso, que un gobernante vea la misma provincia de un color rosado tan fuerte como oscura la ve el conjunto mayoritario de la sociedad? Evidentemente alguien se equivoca en la apreciación, lo más grave sería que el equivocado en interpretar la realidad sea el hombre que conduce los destinos de nuestra provincia y, a tiempo, no rectifique rumbos si así fuese necesario.

(Más información en la edición gráfica de ANALISIS de esta semana)

Judiciales

Cristina Kirchner

Hotesur y Los Sauces son dos causas que investigan los negocios hoteleros de la familia Kirchner.

Poder Judicial

Fue la postura del gobierno y de la Corte Suprema ante el pedido de abogados en una causa judicial en la que se pide que la justicia sea declarada esencial y que funcione mediante el teletrabajo.

Cultura

"Cuentos a la hora del té"

Este domingo, a las 17, Víctor Villarraza y Malena Sarrot servirán un té y masas virtuales para acompañar sus narraciones que llegarán a cada hogar a través de YouTube.

patrimonio arquitectónico en monumentos nacionales

Está dirigido al público en general y también a profesionales del área; no hace falta tener conocimientos previos en la materia.

Por Luis María Serroels (*)
Por Fernando González*
Visita

Alberto Fernández fue recibido este jueves en Formosa por Gildo Insfrán.

Por Alberto D. Rotman*
Cordobazo

Recuerdo a los 51 años del Cordobazo.