“Grieta” rima con “berreta”

Edición: 
1067
¡Teléfono en la Redacción!

Por A.S.

—Qué dice, che.
—Pah. ¿Anda medio bajón usté?
—¿Por?
—Nunca saluda así, tan corto y seco. ¿O me parece?
—Ah, puede ser. Ando un poco desganado, sí. No es para menos con todo lo que pasa.
—Y sí. Casi 50 días sin saber qué pasó con Santiago Maldonado, una nena se muere por comer una mandarina rociada con agroquímicos prohibidos, Trump que amenaza con destruir Corea, en Myanmar los budistas quieren exterminar a los musulmanes, terremotos en México con cerca de 80 muertes… y siguen las noticias.
—Y hay una peor, que no anotó: Netanyahu vino a consumar la entrega de la Patagonia a los sionistas mapuches, como Caltriqueo Elsztain y Pichihuen Grobocopatel.
—Déjese de joder.
—Ah, sí, tiene razón, si los mapuches son sionistas pero no argentinos. Son chilenos.
—Y dale.
—Estoy siendo irónico.
—Lo sé, ocurre que ya ni gracia me causa. He tenido que explicarle esa obviedad a tanta gente que ya no me río. Es muy notable que todos los que dicen esa pavada se colocan, al decirlo, a la derecha de la propia dictadura militar.
—¿Cómo es eso?
—En la casa de un amigo, el otro día, me encontré un libro editado en 1981 por el Instituto Nacional de Antropología, dependiente del Conicet. Un trabajo muy interesante. Ese libro es, en realidá, el que coloca a tantos charlatanes de este momento a la derecha de la dictadura. Porque ésta permitía realizar y editar con fondos públicos un buen trabajo de investigación sobre los mapuches (cuyos orígenes se remontan al siglo 9) que muestra con claridad el absurdo de que puedan ser “nacionales” de estados creados diez siglos después.
—Mire qué interesante.
—Ajá.
—Otro de los argumentos más pavos pero más difundidos es que “ni Rosas ni Roca mencionan la palabra ‘mapuche’”. Tampoco nadie mencionaba hasta hace poco a los Qom. Ni a los Wichi. Ni a los Henià. Por la sencilla razón de que a todos se los llamaba con nombres impuestos por otros: tobas, matacos, comechingones. Ellos, a sí mismos, se llaman de otro modo. Uno de los primeros pasos en el reconocimiento que hace la Constitución Nacional en su artículo 75° inciso 17, a partir de 1994, es precisamente llamarlos como ellos desean ser llamados. Algo básico que cualquier persona también reclamaría.
—Cierto.
—Igual, el principal problema que tiene el país en este momento es que nadie sabe si la Selección llega o no a Rusia, y está jugando cada vez peor.
—No me diga que eso le preocupa en serio.
—Por supuesto.
—Bue.
—No, tranquilo. Lo estoy cargando. Jamás compararía una cuestión futbolera con dramas como los anteriores. Pero no se descuide: el malestar social se incrementa cuando hay fracasos futbolísticos. Y hace rato que venimos así.
—Ni me hable. Pero estamos en un contexto en el que, de verdá, la desmesura no tiene límites. Que la gente de nuestro país siga formando su opinión dependiendo de personas absolutamente carentes de límites (éticos pero también verbales) como la ex Presidenta o la ministra Bullrich, como Roberto Navarro o Alfredo Leuco, es una muestra de la miseria, de la berretada a la que nos ha conducido este negocio formidable que es “la grieta”, esta perversa idea instalada de que hay que elegir ejército y alinearse.
— “Cuando los hombres acuden a las armas, la retórica ha terminado su misión. Porque ya no se trata de convencer, sino de vencer y abatir al adversario. Sin embargo, no hay guerra sin retórica. Y lo característico de la retórica guerrera consiste en ser ella la misma para los dos beligerantes, como si ambos comulgasen en las mismas razones y hubiesen llegado a un previo acuerdo sobre las mismas verdades. De aquí deducía mi maestro la irracionalidad de la guerra, por un lado, y de la retórica, por otro”.
—¿Y eso?
—Ja. “Eso” es Juan de Mairena.
—Me suena. ¿Quién era? ¿Un escritor español, no?
—Sí y no.
—¿Cómo es eso?
—Juan de Mairena fue un profesor ficticio de gimnasia y retórica creado por el gran escritor español Antonio Machado. Según Machado, era un "poeta, filósofo, retórico e inventor de una Máquina de Cantar".
—Ah, sí, ahora me acuerdo. Tenía un amigo que siempre tenía a mano su librito y encontraba una cita de Mairena para cada ocasión.
—Sí. Juan de Mairena es impresionante. Bah, Machado, en realidá. Hace unos días en una linda charla con amigos salió el recuerdo de este personaje y ahora, en los ratos libres, vuelvo a leerlo y a sorprenderme. Tiene muchas sentencias y consejos, muy ingeniosos, profundos y divertidos, que se aplican a las cosas que nos suceden cada día.
—¿Vio que un tiempo atrás yo bromeaba con esto de que el feisbuc es como el eterno retorno de Nietszche?
—Hmmm. No, ¿cómo es eso?
—La idea de eterno retorno se refiere a un concepto circular de la historia o los acontecimientos. La historia no sería lineal, como nos gusta verla en la cultura occidental, sino cíclica. Una vez cumplido un ciclo de hechos, estos vuelven a ocurrir con otras circunstancias, pero siendo, básicamente, semejantes. Nietszche retoma esas ideas en su obra.
—¿Y entonces?
—Bueno, que el féisbuc plasma todos los días su propia versión del eterno retorno: te recuerda qué hiciste un día como hoy de cada año anterior desde que te sumaste a esa red social.
—¿Y entonces?
—Y entonces a mí me surgen ideas sobre aprovechar esto. Por ejemplo, creo que puede servir para que las personas reflexionen sobre su propia conducta. Y quizás, actúen en consecuencia y sean más decentes.
—No le entiendo.
—Esta semana se cumplieron 11 años de la desaparición de Julio López.
—Sí, tremendo. Once años y sin respuestas.
—Bueno. A mí el feisbuc me recordó todas las publicaciones que en años anteriores compartí en relación con ese triste suceso. Y ahí me surgió la pregunta: a los que, cuando se conoció el caso de Santiago Maldonado, no tuvieron mejor idea que arrojar, como si fuera una contraflor al resto, la desaparición de López y las nulas respuestas durante el kirchnerismo. ¿También le aparecieron en sus muros sus solidarias adhesiones en cada aniversario? Y a los otros, a los que ahora todos los días se preguntan (como también lo hago yo) “dónde está Santiago”, ¿también el feisbuc les recordó sus publicaciones en sus muros reclamando por Julio López? ¿O ambas actitudes son sólo una puesta en escena, un mecanismo más de esa retórica guerrera que usté aludía en la cita de Mairena?
—Qué buenas preguntas.
—Sí, pero no para hacerlas desde afuera. Para que se las haga cada uno.
—Estoy muy de acuerdo con usté, en este tema. Es muy triste lo que ha pasado en nuestra sociedad para que ante la preocupación por una persona desaparecida haya habido tanta gente respondiendo brutalmente, tirando arriba de la imaginaria mesa de discusión el nombre de otra persona desaparecida durante el gobierno anterior. Como si una cosa justificara la otra, como si no hubiera miles de personas que manifestaron idéntica preocupación también en aquel caso.
—Es un horror. Y a la vez es la contracara del uso descarado, inmoral, denigrante, de la persona de Santiago y de su aún desconocido destino. Esas actitudes se potencian mutuamente.
—Sin duda. Por eso es tan triste que algunas personas que callaron entonces, intenten ahora "analíticamente" evaluar rasgos diferenciales entre una y otra desaparición. Pero con todo, no es tan raro. Mire un poco hacia afuera. Mire Venezuela.
—¿Venezuela? "Pasó de moda / Como todo, viste vos. / Como tanta otra tristeza / A la que te acostumbrás..."
—¿Y eso?
—Es la adaptación de una letra del legendario grupo de rock filosófico Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota. El original hablaba de la guerra del Golfo, pero se aplica a todo.
—A eso iba. También es triste que tantas personas que decimos defender los derechos humanos exhibamos preocupación acerca de las denuncias de violaciones de derechos humanos en función de nuestra distancia del gobierno responsable de la desaparición o de la violación de derechos humanos de la que se trate.
—Yo no hago eso, hable por usté.
—¿Está seguro? ¿Tiene la conciencia tranquila de que siempre reclamó por todos los casos de violaciones a los derechos humanos, aunque fuera en países gobernados por gente que se decía, o que era, cercana a sus simpatías políticas? ¿De verdá tiene semejante certeza?
—Bueno, si lo pone en términos tan rigurosos, quizás no haya sido tan exigente con algunos gobiernos. Y puede ser que haya justificado algunas limitaciones a la libertad en procesos revolucionarios o liberadores…
—¿Ve? Lo más triste es que aún estemos tan lejos de entender aquello de "todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros". Ojalá las generaciones jóvenes vean este triste espectáculo y se alejen de él, y sepan ser diferentes. Tanto que algún día, cuando yo ya sea viejo, pueda decir "qué bien que las nuevas generaciones hayan encontrado la forma de no medir la defensa de los derechos del semejante en función de coordenadas tan mediocres como la pertenencia o no a determinada filiación, sea la que fuera".
—Se puso demasiado solemne y triste para mi gusto. Mejor cortamos acá.
—Yo quería mencionarle un par de cosas más.
—Pero yo tampoco tengo mucho tiempo más. Igual, no quisiera dejar pasar una cosa que me parece notable.
—¿A ver?
—El hecho de cómo el Gobierno nacional cambió el discurso con la desaparición de Santiago Maldonado.
—Ah, pero eso fue hace varios días.
—Sí, pero nosotros hace dos semanas que no hablamos.
—Cierto.
—Fue en el día 36. Recién ahí el Gobierno decidió tomar en serio el asunto e incluso el diario Clarín (insospechable de opositor, por supuesto) publicó que desde ese momento la desaparición de Santiago Maldonado "pasó a ser una cuestión de Estado".
—Me acuerdo, sí. ¿La razón? "Una encuesta y un focus group", que le marcó al Gobierno que "el 60% de la población lo considera un tema preocupante" y "responsabiliza al propio Gobierno".
—Ajá. Reitero que lo dice Clarín, por las dudas: todo lo entrecomillado es de esa fuente.
—La pregunta es si no es demasiado tarde.
—Quizás. Porque lo que no se hace en los minutos iniciales es difícil de revertir: aún no sabemos nada de Julio López, o en mi zona, de Flavia Schiavo.
—Pero no deja de ser valioso que hayan tenido que pegar ese viraje.
—Claro. Primero porque este dato es típico de la democracia que viene, de lo que llegó para quedarse, con sus puntos negativos y positivos. Es una muestra de la importancia de que las personas se expresen por todos los medios a disposición: en las redes sociales, en los medios que les dan la posibilidad, en las calles haciendo marchas, en la escuela realizando clases sobre el tema, en todos lados. Hay asuntos con los que no se jode. Y fue la ciudadanía la que decidió que una desaparición en democracia es uno de ellos, más allá de las discusiones irrelevantes y de la enorme cantidad de personas inmorales haciendo operaciones infames, de distintos lados, como mencionábamos antes. Eso me permite tener algo de esperanza en que alguna vez seremos capaces de superar este negocio infame de dos, llamado “grieta”, que como bien dijo alguien, rima con “berreta”.
—Y con “sotreta” y con “opereta” y con muchas palabras más...Igualmente me parece muy valioso que hayamos podido lograr eso. Y muy triste que hayan pasado 36 días. Que ahora ya son 50… ¿Charlamos en quince días?

Eugenio Semino

Eugenio Semino dijo que los funcionarios "han violado a través de su inconducta institucional la norma básica de la cuarentena y los principios de la salud pública y el sanitarismo".

CGT

Los dirigentes gremiales dieron una conferencia tras la reunión.

Gualeguaychú

Ordenaron el secuestro de autos que esquivaron el corte en un acceso. (Foto: El Día)

Deportes

Chimino consideró inviable reducir sueldos en Patronato: “Sería una locura que rebajen”

El lateral derecho sostuvo que la rebaja de salarios puede cumplirse en Europa, pero no en un club como el paranaense.

Fútbol: Racing acordó una rebaja salarial de sus futbolistas y cuerpo técnico

La comisión directiva encabezada por Víctor Blanco agradeció el gesto de futbolistas y el cuerpo técnico de Sebastián Beccacece.

“La situación nos sorprendió y tuvimos que adecuarnos”, contó el presidente de Rocamora

Martín Occhi, junto a sus hijos, integrantes del plantel del Rojo en la Liga Argentina de Básquet.

Judiciales

Unidad Penal Concordia

La medida había sido un reclamo de los organismos de derechos humanos.

Ramón Grandoli.

La desaparición y posible homicidio de Ramón Grandoli aún no puede ser aclarada desde la Justicia.

Cultura

Miguel Rep

El artista dialogó con el programa radial "A Quien Corresponda". Foto: Secretaría de Cultura de la Presidencia de la Nación - Rep en el pabellón argentino del Salón del libro de París 2014

Selva Almada

La entrerriana fue seleccionada junto a sus colegas Ariana Harwicz y Guillermo Saccomano.
Fotografía: Ivo Betti

Pedro Aznar

El músico se presentará esta noche por Facebook Live.

Por J.C.E. (*)  
Por Pablo Benito(*)
coronavirus

La democracia en tiempos de Corona. (Foto: El Litoral/Mauricio Garín)

Por Rubén Dal Molín (*)
Rubén Dal Molín

Rubén Dal Molín.

Provinciales

IAPV

IAPV prorrogó por 30 días el pago de las cuotas de mayo de viviendas sociales.

Clausuraron tres supermercados por no respetar los precios máximos establecidos

Clausuraron tres supermercados por no respetar los precios máximos establecidos. (Foto: El Once)

Susana Cogno

“Se está trabajando procurando encontrar alternativas para muchas situaciones que atendemos todos los días que tienen que ver con lo no resuelto en el sistema", afirmó Cogno.

Locales

Defensoría del Pueblo de Paraná

Se suspendieron los plazos del concurso para cubrir cargos en la Defensoría del Pueblo desde el 17 de marzo.

Bahl

“Ese dinero se destinará a reforzar las partidas de salud y desarrollo social. Es tiempo de pensar en el otro", afirmó.

Interés general

Semana Santa

Comienza una Semana Santa especial, por las restricciones del aislamiento.

Juan Giménez

Juan Giménez estaba internado en Mendoza tras contagiarse coronavirus en España.

Bajante del río Paraná

El río acelera su bajante en Paraná y preocupa por la navegación comercial.