Urtubey y el PreCrimen (Pre, no PRO)

Edición: 
1076
¡Teléfono en la Redacción!

Por A.S.

—Buenas.
—¿Qué dice?, ¿cómo anda?
—¡Pero maravillosamente! Inmejorable, mire.
—Bue. Ya veo que empezó temprano a agarrarme para la joda.
—Pero no. Se lo digo en serio.
—No sé si quiero saber por qué lo está tan maravillosamente. Mire lo que le digo.
—A ver, le detallo: Trump y sus aliados están bombardeando Siria, donde hay desde hace siete años una guerra civil con medio millón de muertos. Putin advierte sobre un "caos global” si Estados Unidos ataca nuevamente a Siria. En Ecuador y Colombia, ex guerrilleros convertidos al narcotráfico asesinan a tres periodistas y amenazan con varios más. En Myanmar, antes Birmania, en el último año se calcula que unos 700.000 rohinyás, una minoría musulmana, comenzaron a huir hacia Bangladés ante el temor de que el gobierno (que es budista) continúe masacrándolos en represalia por el ataque armado de un ínfimo grupo insurgente rohinyá. En el Congo hay, según la ONU, un “desastre humanitario”, con casi cinco millones de personas que han debido abandonar sus hogares en una ola de violencia que incluye “robos, asesinatos, secuestro y violaciones” masivos. En Venezuela ya hay también una crisis humanitaria comparable a las de Siria, Myanmar y el Congo, con casi cuatro millones de personas que han huido del país. Sólo a la Argentina llegan unos 10 mil venezolanos por semana. Es más, del 15% de esa población que huye, por ejemplo, de una inflación pronosticada para este año mayor a un millón por ciento. ¡Un millón!
—Bueno, basta.
—¿Ve? Al lado de todo eso, nosotros estamos en el paraíso. Pero no nos damos cuenta.
—¿Le parece?
—Ni lo dude.
—¿Seguro? A ver, le paso los titulares de hoy: asesinaron a un chofer de ómnibus, a sangre fría: le dispararon en la cabeza y el corazón. Denuncian que hay 15 ataques diarios a colectiveros. Un juez manejaba borracho y al detenerlo se puso a gritar "¡sabés a los que proceso yo!". Ni siquiera le quitaron el vehículo o la licencia. Comenzó el juicio a Ilarraz, cura abusador de varias generaciones de adolescentes. Siguen las denuncias por pedofilia en el fútbol argentino. Asesinan a una mujer cada 36 horas.
—Los medios exageran.
—¿Eso no era en la época kirchnerista?
—Claro. Querían generar sensación de inseguridad para perjudicar al gobierno nacional y popular. Era parte del plan destituyente.
—¿Y ahora?
—Ahora exageran porque quieren tapar con esas noticias las atrocidades que está pergeñando esta dictadura encubierta que es el Gobierno de Macri.
—No me joda.
—En serio. Es como la Libertadora, por más que haya un par de diferencias menores.
—Claro: éstos no derrocaron al peronismo, sino que le ganaron las elecciones.
—Y hay alguna diferencia más, creo. Aunque los intelectuales ultraka no sé si las ven. Para ellos esto es apenas una variante “pseudodemocrática” del videlismo. “Macri, basura, vos sos la dictadura”.
—No joda, otra vez. Entre las pequeñas diferencias con la mal llamada Revolución Libertadora, éstos no tiran bombas sobre el pueblo.
—Déles tiempo. Todavía no tiran. Todavía.
—Mire que no todos los lectores captan sus ironías finas… Se lo advierto.
—Hablando de ironía, vi una pintada que decía: “Macri, basura, vos sos la democracia”.
—Je. Inteligente, la pintada. ¿Le sacó foto?
—Sí. Pero volviendo al panorama nacional: agréguele que el gobierno de Salta anuncia que usará inteligencia artificial para detectar casos de embarazo adolescente. Y, quizás, para prevenir delitos.
—Ah sí, el Minority Report del gobernador Urtubey. ¿Cómo fue que dijo? Por acá lo tengo: “Con la tecnología vos podés prever cinco o seis años antes, con nombre, apellido y domicilio, cuál es la niña, futura adolescente, que está en un 86 por ciento predestinada a tener un embarazo adolescente”.
—Una jodita de Urtubey.
—Hmmm. No.
—¿Cómo que no?
—Le puedo asegurar que no.
—Vi un montón de bromas y memes en las redes sociales tras esa expresión del gobernador Urtubey.
—Sí. Yo también.
—La más frecuentada era su rostro reemplazando al de Tom Cruise en Minority Report. El chiste más obvio para quien haya visto esa peli.
—Fue lo primero que se me vino a la mente al leer sus declaraciones. Pero mientras arreciaban las burlas, el diario Clarín se ocupó de defender a quien aparece como uno de sus candidatos para 2019.
—¿Cómo es eso? ¿Usté dice que Clarín está con Urtubey?
—No necesariamente. Pero es parte del “sale o sale” del establishment argento.
—Ah sí. Como en 2015. Que cada opción con chances de competir sea lo más parecida a lo que ellos quieren. Esa vez fueron Macri, Massa y Scioli. Ahora le entiendo. Pero, ¿por qué dice que lo salieron a defender?
—Porque apenas un día después de las declaraciones de cientificción de Urtubey, el “gran diario argentino” le contó al país que el inverosímil plan se encuentra en marcha desde el año pasado.
—Ah, mire usté. Yo pensé que era un anuncio.
—No. Hace seis meses que arrancaron. E incluso, en la misma nota, el ministro Carlos Abeleira, a cargo de “Primera Infancia” en Salta, anunciaba que “ya detectamos a 492 niños con 88% de probabilidad de abandono escolar. Y también 397 niñas con un 88% de probabilidad de que queden embarazadas en un futuro cercano”, según detalló el funcionario.
—Así que no era ciencia ficción.
—Claro que no. Y cualquier persona que tenga un mínimo interés en las cuestiones científico-tecnológicas lo sabe. Sobran ejemplos.
—¿A ver?
—El más reciente: el escándalo de Facebook y los datos proporcionados a una empresa (Cambridge Analytica, CA) que, mediante modelos computacionales y psicología cognitiva, pudo construir un perfil de la personalidad de cada uno de los 250 millones de votantes en las elecciones de Estados Unidos para uso de la campaña de Donald Trump. Y antes, en el Brexit, el referéndum en Gran Bretaña sobre su salida de la Unión Europea.
—Sí, leí sobre eso. Y a eso lo hacen, diríamos, “legalmente”. Sin espiar a nadie ni hacer nada que por ahora sea ilegal: alcanza con ordenar la información que cada persona entrega a las redes sociales, de manera voluntaria, aunque con poca (o ninguna) conciencia de estar haciéndolo.
—Claro. Cada “me gusta”, cada noticia compartida, cada acción mía en las redes construye esa información que, procesada por especialistas puede permitir predecir mi conducta.
—Así que no es un delirio paranoico propio de autores de ciencia ficción.
—¿Usté ha visto la serie Black Mirror? Todo eso ya está aquí, en desarrollo. Aunque pueda parecerle extraño a personas poco familiarizadas con los avances de la ciencia... Según Marcelino Cereijido, el grueso de la población argentina sufre “analfabetismo científico”.
—Algo hablamos sobre eso, hace tiempo.
—Sí. Y estas tecnologías están entre nosotros hace rato. De hecho, sus manifestaciones ya son cotidianas: lo vemos cada vez que el celular nos propone calificar un lugar que acabamos de visitar, o cuando recibimos ofertas comerciales vinculadas a una búsqueda que recién realizamos en Google.
—Y esa es una experiencia que sorprende a un montón de gente. Se preguntan, asombradas, ¿cómo saben que estoy buscando tal producto? Y no se les ocurre relacionar la búsqueda que hicieron un rato antes, en la compu, en MercadoLibre por ejemplo.
—Así es. Y es un tema más que interesante. El modelo que utilizó la empresa CA fue creado en la Universidad de Cambridge. Según explicaron sus propios creadores, con menos de cien “me gusta” de un usuario de Facebook pueden revelar –con bajo margen de error– su orientación sexual y su afinidad política. Con algunos más, pueden ir mucho más lejos: les encanta presumir diciendo que con sólo 10 “me gusta” el modelo “conoce” mejor a una persona que sus compañeros de trabajo; con 70 “me gusta”, mejor que sus amistades, y con 300 mejor que su pareja.
—¿Cómo es eso de que “lo conocen mejor”?
—Eso quiere decir, simplemente, predecir sus acciones, anticipar sus respuestas ante determinados estímulos. Para estas disciplinas tan pragmáticas –y tan lejos de nuestras psicologías obsesionadas por causas y explicaciones “profundas”– “conocer mejor a una persona” significa eso: saber qué productos le atraen, qué pueden venderle, qué libro le gustaría comprar, todo eso.
—Y como cada vez que hacemos algo en las redes, vamos dejando “huellas digitales”, si alguien se ocupa de grabarlas, recolectarlas y analizarlas, tendrá en sus manos una información que potencialmente vale oro para distintos fines.
—Claro. Por ejemplo, podrían pronosticar a quién votarían. Así, cualquier candidato con suficiente dinero podría disponer de una base de datos de millones de personas entre las cuales podría diferenciar a quienes jamás lo votarían, y apuntar a todos los otros, detectando perfiles valiosísimos: los potenciales votantes, para empezar, pero también los que decididamente activarían a su favor, o quiénes estarían dispuestos a colaborar aportando fondos, e incluso aquellos que podrían decidirse a favor de su candidatura en función de determinados mensajes o propuestas.
—Bueno, eso es lo que hicieron en Estados Unidos y en Gran Bretaña.
—Exacto.
—Ahora, en la película Minority Report (El informe de la minoría), no buscan adolescentes embarazadas sino delincuentes.
—Sí, claro. Ese filme de Spielberg está basado en un clásico de la ciencia ficción, escrito en 1956 por Philip K. Dick. Allí, la policía de un futuro cercano puede evitar los crímenes que se cometerán, usando unos mutantes que tienen “visiones” de esos sucesos y arrestando a los potenciales autores. Hasta tienen una división para eso: se llama “Pre-Crime”. No confundir con PRO Crimen.
—Me acuerdo. Y la trama es que no siempre los mutantes coinciden en sus visiones: uno de ellos “ve” un desenlace diferente, donde el futuro criminal desiste de su intención. Por eso se llama “el informe de la minoría”. Esa posibilidad hace más inquietante la situación: ¿qué pasa en ese caso?
—Esa es la gracia. Hay toda una serie de inquietudes que a algunas personas pueden parecerles ociosas, pero a mí me resultan atrapantes. Si se impide el crimen, ¿se puede considerar a alguien culpable de algo que no sucedió? Si una persona “sabe” que asesinará, ¿puede tener una segunda opción? ¿O no hay manera de escapar a los hilos del destino? Pero, ¿es que hay destino? Y si lo hay, ¿es un solo destino posible? ¿No se puede modificar?
—¿Y quién tiene derecho a hacerlo? ¿La policía? ¿El Estado? ¿Una empresa privada que conoce y gestiona esos datos?
—Claro. Usté hablaba de Estados Unidos y Gran Bretaña. Pero el año pasado se anunció que en China y por encargo de la policía, empresas especializadas en tecnología de la información desarrollaron herramientas de inteligencia artificial para identificar y arrestar a posibles criminales. La principal empresa involucrada es Cloud Walk, especializada en reconocimiento facial. El software desarrollado permite acceder al sistema de videovigilancia y cruzar datos con todos los demás rasgos de la persona que el Estado ya posee: el comportamiento en línea de las personas, sus transacciones financieras, trabajos y hobbies. Eso es lo que viene, en el país capitalista en vías de ser el más poderoso del mundo, paradójicamente gobernado por un Partido Comunista.
—Qué interesante. E inquietante.
—Totalmente. Usté sabe que a mí me gusta la ciencia ficción. Pero mientras algunas personas (un poco analfabetas científicas, hay que decirlo) se burlaban de Urtubey y lo comparaban con las aeronaves que el ex presidente Menem anunciara más de veinte años atrás, otras personas, mejor informadas, advertían sobre el riesgo que implica profundizar la línea de acción que propone (y que ahora sabemos que puso en marcha desde hace medio año) el gobernador de Salta, en convenio, nada menos, que con Microsoft.
—Esa preocupación no es zonza. ¿Hace falta mucho más para especular con que, del mismo modo, con buenos datos ya se podría prever quién –potencialmente– matará o violará?
—Claro. Y de nuevo: no es ciencia ficción. Con bases de datos completas y complejas, y con software creado para ese fin, ese “PreCrime” ya es mucho más que una promesa distópica. Como en China.
—¿Usté dice que políticos como Urtubey están pensando no sólo en prevenir embarazos adolescentes, sino también en represores cibernéticos?
—No lo sé. Pero siempre recuerdo que el gran Pablo Capanna, filósofo y amante del género cientificción, escribió que “la ciencia ficción configuró el imaginario del siglo XX. Sin su presencia no se explicaría por qué se ha gastado más en explorar el espacio que en combatir la miseria, o que nos hayamos acostumbrado a creer de modo fatalista que todo lo que se inventa merece ser llevado a la práctica. Para bien o para mal, el mundo en que vivimos es la materialización de sus fantasías”.
—Hmmmm. Me deja más preocupado todavía.
—Y sí. En el cambio de paradigma que expresa a nivel nacional el macrismo, y a niveles provinciales gobernadores como Urtubey (y probablemente Bordet), sería apenas un pasito más en la misma dirección.
—A ver, pasando en limpio. Si la tecnología para cruzar variables y proyectar potenciales embarazos (o cualquier otra “anomalía” social) ya está acá, entonces la discusión es ética, es filosófica. ¿Es razonable que tratemos de prevenir los crímenes o las situaciones anómalas, pero no de cambiar las condiciones socioeconómicas que los generan? ¿No es ésa una manera consciente, sofisticada, de garantizar la continuidad de la injusticia?
—Yo creo que sí. Y eso es lo preocupante. No creo que sea exageración nuestra. Lo enunció, orondo, el ministro salteño que le conté antes. Dijo: “Buscamos cambiar la forma de trabajo. Siempre se trabaja en cuestiones estructurales y económicas, pero la realidad nos muestra que tenés chicas de 11 años embarazadas. El cambio debe pasar por dejar las cuestiones estructurales y trabajar en la persona. Es un cambio de paradigma”.
—Está clarito: Dejar las cuestiones estructurales, trabajar en cada persona. ¿Será esa la derecha que viene: un capitalismo racional, que utilizará todas las herramientas para prever cada caso, sin cambiar ninguna de las relaciones estructurales que los generan?
—¿Será? ¿Asistencialismo potenciado con Big Data e Inteligencia Artificial, para tratar los casos extremos de desigualdad social? ¿Y un nuevo “Gran Hermano” que ya está operando en China para tratar el conflicto con la ley penal?
—¿La ciencia y la tecnología al servicio de la felicidad capitalista, en versión amable en Occidente y un poco menos amable en Oriente?
—Pablo Capanna dice que “la creencia de que la tecnología es capaz de resolverlo todo es el único dogma que quedó al margen de los debates ideológicos, y hoy sigue estando en el eje del discurso único”. Y agrega que la ciencia ficción pudo sobrevivir al ocaso de la modernidad, pero al precio de renunciar a su conciencia crítica. Nunca pareció más claro que en estos días.
—Me parece que nos pusimos demasiado filosóficos. ¿La seguimos en la próxima?

Urribarri - Báez

Sergio Urribarri y Pedro Báez están entre los principales imputados.

Atilio Ricardo Céparo

Atilio Ricardo Céparo recibió su segunda condena por delitos cometidos en la última dictadura cívico-militar.

Martín Guzmán

Martín Guzmán será el ministro de Economía de Alberto Fernández.

Nuevo Gabinete Municipal

La nómina fue adelantada hace tres semanas por el programa Cuestión de Fondo (Canal 9 Litoral) y ANÁLISIS.

CGE

En Entre Ríos las clases comenzarán el 2 de marzo y finalizarán el 11 de diciembre.

Autoridades de mesa

La liquidación comenzará el próximo lunes 09 y se extenderá hasta el viernes 20 de diciembre.

Deportes

“El equipo no se va a entregar nunca, va a luchar hasta el final”, afirmó “Kily” Romero

El experimentado jugador de Rocamora analizó el clásico y destacó la entrega de sus compañeros (Foto: Prensa Rocamora).

Heinze no confirmó el equipo para visitar el Grella y condicionó su continuidad en Vélez

El DT crespense habló del partido del lunes y contó que se reunió con el presidente Sergio Rapisarda.

A 10 días de su salida de Patronato, Sciacqua está a un paso de dirigir Godoy Cruz

El DT renunció el pasado 26 de noviembre en el "Rojinegro", luego de una derrota 2 a 0 con los mendocinos.

Judiciales

Sergio Varisco en juicio (Foto: ANALISIS)

Varisco en las primeras jornadas del juicio en que se investigan sus presuntas relaciones con el narcotráfico. (Foto: ANALISIS)

Asociación Magistratura y CAER

Asociación Magistratura y CAER validaron el concurso para juez de Paz de Cerrito.

Policiales

Denuncia en la cárcel de Victoria

La denuncia es investigada por el fiscal Eduardo Guaita, quien dispuso varias medidas para tratar de avanzar en la causa judicial.

Asalto en Paraná

Al uniformado le sacaron el dinero de sus haberes que había retirado de un cajero automático.

Cultura

La Dama Escocesa

La cita es este sábado en la Escuela del Bardo.

I Festival de Cortometrajes de Feliciano

La actividad tendrá lugar este viernes en la Plaza Independencia.

Casal de Catalunya

La cita es este sábado en el Casal de Catalunya.

Nacionales

Aranguren.

El ex ministro de Energía está acusado de negociaciones incompatibles con la función pública.

Dólar

El dólar cerró casi estable la última semana del gobierno de Macri.

Luis Miguel Etchevehere

El entrerriano Luis Miguel Etchevehere hizo un balance de su gestión en el Ministerio de Agricultura de la Nación.

Locales

Concejales

Por mayoría, concejales de Concordia aprobaron la ordenanza impositiva 2020.

Adán Bahl

"No va a ser posible porque el actual equipo del intendente no ha dejado las previsiones ni siquiera la situación técnica para hacerlo", aseguró el intendente electo.

Interés general

Túnel

La placa había sido colocada el 28 de junio de 1969 cuando se retiró la última compuerta interior y se unieron las capitales de las provincias de Santa Fe y Entre Ríos.

visitadores médicos

El incremento salarial representa un 348% y surgió de la negociación entre la Asociación Agentes de Propaganda Médica y las cámaras empresarias de la industria farmacéutica.

UADER

En la Facultad de Ciencias de la Gestión de la (UADER) se podrá cursar la carrera de posgrado “Especialización en Gestión del Desarrollo Territorial” y la carrera virtual de pregrado “Guía de Turismo”.