Deuda: el viejo ruin que le come el plato al nieto

Edición: 
1127
Una de dos: pagar fraudes o proteger ambientes

El problema de “la deuda pública” empieza por llamarle “deuda pública”. Miles y miles de familias honestas entienden, desde ese nombre, que la deuda debe ser honrada, si su condición de decencia se los marca desde el fondo de los tiempos.Pero el nombre verdadero y oculto es “fraude privado”, y desde allí se puede hablar con mayor precisión. Los gobiernos prometen canjear deuda por ambiente, y al mismo tiempo, pagar con mayor extractivismo. Así es como el fraude es un misil apuntado a las próximas generaciones y su entorno natural.

 

Daniel Tirso Fiorotto

ANÁLISIS

 

Tanto machacan los sectores de poder con el asunto que hemos tomado por natural la ficción, como ocurre con el mapamundi metido hasta el hartazgo en las escuelas, con medidas mentirosas de la primera a la última. ¿Cómo explicar al desprevenido que África no es así, que Asia no es así, que Europa no es un continente?

 

Deuda, ¿qué deuda? Lo que mata es la humedad, dice un viejo refrán, y aquí diremos “lo que mata es la tasa de interés”. Eso explica la presunta deuda que, como bien señala el economista Luis Lafferriere, “pagamos más de diez veces y cada vez debemos más”.

 

La deuda pública es una creencia nomás. Y por eso su comprensión no se resuelve fácil, con razones, con explicaciones. Es muy difícil quitarnos de encima ese ritual colonial en el esquema actual que da vueltas y vueltas en el mismo sitio como el perro que se muerde la cola.

 

Al constituirse el estado-nación racista, contra una multitud de comunidades que fueron atropelladas para acallarlas; al constituirse con política y economía concentradas y sin participación comunitaria, es decir, en contra de toda una cultura comunal sostenida aquí por miles de años, ese estado ha naturalizado su predominio y nos hace creer que su endeudamiento es nuestro. Así es como las comunidades no participan, pero pagan.

 

El estado-nación intenta reemplazar la vida comunitaria con arbitrariedades de toda laya, y lo ha logrado en gran medida, pero cuando las papas queman, aprieta al pueblo.

 

La Constitución dice que el pueblo no delibera ni gobierna sino a través de sus representantes. La mayoría de los administradores y las administradoras de ese estado rinden subordinación a grandes banqueros, son “patria contratista” del estado, son grupos corruptos, y cultivan privilegios con sueldos o jubilaciones millonarias en el mismo instante en que seis de cada diez niños viven bajo la línea de pobreza. Es decir: ajustan para sostener una economía inviable, por contaminante y empobrecedora, y para atornillarse a sus privilegios.

 

“Pa’ el que de plata es hambriento/ no hay más dios que el signo peso”, dice el poeta Cristóbal Iglesias, de Crucesitas Séptima. Y es un resumen, porque la Argentina está repleta de trabajadores y trabajadoras decentes, con talento, que hacen esfuerzos indecibles pero no logran acomodo por el parasitismo de banqueros, multinacionales, corporaciones, partidos, sindicatos, medios masivos, patria contratista, corrupción a la enésima y otras yerbas. Todo a años luz de la condición del pueblo.

 

Canje y récord

 

La idea que anda rondando de canjear ambiente por deuda pública levanta resistencias, porque equivale a ponerle precio a la naturaleza, con riesgos insondables. Meter la biodiversidad en los negocios se parece a abrir las puertas del infierno. El presidente Alberto Fernández insiste, y se entiende, si su sector político coincide plenamente con la oposición en extraer fondos de las actividades económicas, sin reparar en el daño al ambiente que provoquen, y a la vez participa de un modelo muy naturalizado, en el que todo parece tener precio.

 

(La nota completa en la edición gráfica 1127 de la revista ANALISIS del jueves 16 de diciembre de 2021)

Deportes

Sudamericana: Lanús logró el triunfo que necesitaba para instalarse en octavos de final

Diego Braghieri anotó el único gol del partido para el triunfo Granate.

Con seis goles de Julián Álvarez, River vapuleó a Alianza Lima en el Monumental

Julián Álvarez, la figura de la noche histórica en el Monumental, justo en el aniversario de River.

Copa Argentina: Gimnasia y Belgrano avanzaron a 16avos de final

El exPatronato Cristian Tarragona anotó para el Lobo el único gol del partido en el estadio Ciudad de Caseros.

“Peque” Schwartzman batalló y tuvo su premio en Roland Garros: se metió en tercera ronda

El porteño estuvo al borde de la eliminación, pero logró recuperarse al vencer al español Jaume Munar.

Roma le frustró el sueño de ser campeón al Feyenoord del entrerriano Marcos Senesi

El concordiense Marcos Senesi no pudo lograr el título de la Conference League y este jueves se sumará a la selección argentina en Bilbao.

Gualeguay espera más de 600 atletas en Encuentro Deportivo para personas con discapacidad

La directora del Instituto Provincial de Discapacidad, Inés Artusi, recibió junto a la coordinadora Valeria González, al decano de la Facultad de Ciencias de la Vida y la Salud, Aníbal Sattler, y al vicedecano Sergio Santamaría.

Sava

Facundo Sava contó acerca de los complicado que está el mercado de pases en el fútbol argentino.

MC

El mariagrandense Milton Casco, con el 20, estará desde el arranque esta noche en el Monumental.

Ielpo

El paranaense Ángel Ielpo mostró su felicidad tras la conquista de la Copa América de Talla Baja.

Opinión

Por Daniel Enz (*)  
Daniel Carubia.

Daniel Carubia.

Berdardo Salduna (*)
Por Pedro Galimberti (*)

Cecilia Goyeneche. (Foto: ANÁLISIS)

La cita es el sábado 4 de junio a las 21 en el Centro Cultural La Hendija.

La actividad tuvo lugar en el Centro Cultural Néstor Kirchner.