Informe: Reinventarse, para no sucumbir a la pandemia

El sector de la organización de eventos es uno de los rubros más afectados por las restricciones que impuso la pandemia, con la suspensión de ferias, espectáculos y festejos masivos. Un informe del programa televisivo Cuestión de Fondo (Canal 9 Litoral) recorrió las historias de un grupo trabajadores y pequeños empresarios de Paraná jaqueados por la angustia y la falta de auxilio estatal.

En el sector –altamente vinculado a la hotelería, gastronomía, espectáculos y el turismo- , trabajaban más de 250.000 personas a nivel país. Son servicios de lunch, sonidistas, disc jockeys, iluminadores, decoradores, mozos, generalmente nucleados en Pymes que –a un año de pandemia y restricciones- ya no existen o están luchando con las últimas fuerzas para sobrevivir. Pequeños empresarios y trabajadores debieron adaptar su actividad o vender sus elementos de trabajo para dedicarse a otra cosa.

La angustia y la incertidumbre son los sentimientos que embargan a todos los protagonistas cuando hablan de la situación que atraviesan, y se reiteran los reclamos por la falta de asistencia de los Estados nacional, provincial y municipal, así como la improvisación de los gobiernos para decidir y anunciar restricciones.

En primera persona

“Estamos muy mal, totalmente parados; fuimos a los que primero pararon y ya sabemos que vamos a ser los últimos en reactivar. La parte económica está muy mal”, refirió Gustavo Demartín quien brinda servicios de disc jockey y filmación de eventos.

“El año pasado me dediqué más a la parte de videos y a hacer producciones de ficción, videoclips para bandas y demás, pero a la parte de Dj la haga desde los 15 años y profesionalmente desde los 20 años que trabajo de esto, y es mi vida; toda la vida pasé haciendo esto y dependo de esto. Por eso el año pasado fue todo negativo y por lo que se ve este año también”, dijo con la voz entrecortada por la angustia de la situación.

En cuanto a la forma de afrontarlo, dijo que “en lo personal me he estado descapitalizando, estoy vendiendo cosas que tenía de capital, equipamiento, y en muchos grupos en que estoy, todos están vendiendo, cambiándose de rubro, que no hay muchos rubros para elegir tampoco, porque saltar a otro rubro es muy difícil”.

En ese marco, admitió que esto también afecta en lo anímico y lo psicológico: “Lo peor es no estar haciendo nada o lo que nos gusta, lo que siempre hicimos y lo que amamos”. “Al no estar haciendo eso, es muy duro porque, a los 50 años ¿qué me voy a poner a hacer a esta edad?”, se preguntó.

Sobre las expectativas, dijo que “no se ve un futuro muy prometedor, incluso con las últimas decisiones que se tomaron hace un mes, cuando habíamos empezado a trabajar de a poquito cumpliendo con los compromisos que teníamos del año pasado, y de vuelta te tira todo abajo, y no se ve una solución para más adelante. Hasta el verano no se ve un futuro prometedor”.

Lamentó además que “desde el Estado no hubo ningún tipo de ayuda o asistencia, e incluso tampoco se brinda trabajo, no se ofrecen trabajos a distintos disc jockey o sonidistas”.

Laura Scotti, de Espacio Creativo, se dedica a la decoración, y asegura que este tiempo de pandemia “pegó de la peor manera”. “Ya no sabemos cómo reinventarnos, no tenemos respuestas de ningún sector ni provincial ni municipal que nos acompañe y nos escuche, y no sabemos cómo seguir”, aseveró ante Cuestión de Fondo y deseó que “ahora que el clima todavía nos acompaña a los eventos al aire libre, con distanciamiento y protocolos, se pudieran seguir haciendo y no prohibirlos porque así aparecen las fiestas clandestinas y eso es peor”.

“Esto nos afectó desde lo anímico, desde lo psicológico, lo laboral, lo económico, y estamos bastante desprotegidos”, admitió.

En su caso particular, al inicio de la cuarentena estricta, junto a otro decorador y un mozo abrieron una verdulería. “Empezamos a vender verduras y dos meses sobrevivimos económica y psicológicamente con eso, pero después cerramos cuando empezaron los eventos muy pequeños en las casas y luego se abrió con protocolos y se pudo seguir, pero la verdad es que este año no tenemos ganas de volver a reinventarnos, nos gana un poco el bajón, la incertidumbre, el no saber qué va a pasar, y seguimos haciendo eventos infantiles muy pequeños al aire libre que están habilitados, y cosas muy chicas en las casas pero es un 10% de lo que era, por no decir menos”.

“Es terrible porque hay muchas familias que viven de esto y es una situación ya crítica. Y es super triste cuando un montón de colegas ponen en los grupos de WhatsApp que venden sus elementos de trabajo, que no dan más, que no aguantan más la situación. Es una situación muy difícil”, describió. “Se está haciendo insostenible, siendo que hay otras provincias que han recibido un acompañamiento, un subsidio de parte del Estado, pero en Paraná no recibimos nada de nada. Somos un área que ha quedado completamente desprotegida”, lamentó Scotti.

“Hoy vivimos el día a día”, lamentó y planteó que “se presentaron pedidos y protocolos pero nunca hubo una respuesta concreta, no hemos podido lograr nada y esto cada vez viene para largo. Por eso necesitamos que nos escuchen, que nos dejen trabajar, porque no es bueno prohibir sino que es mejor controlar, tenemos que aprender a vivir con el virus”.

“La incertidumbre nos afecta terriblemente a nosotros y a las familias que planifican un cumple de 15, una boda, durante muchos años y hoy no saben qué va a pasar, se va pasando el evento mes a mes. Se estaban haciendo cumples que las chicas ya tienen 16 años, pero hoy tenemos un destino incierto sobre las reprogramaciones. Tenemos que aprender a sobrevivir con esto y hay que buscarle la vuelta, porque las nuevas fechas que planificamos son de octubre en adelante, pero hasta octubre faltan un montón de meses entonces necesitamos buscarle la vuelta: permitir eventos al aire libre, para tantas personas, es mucho mejor eso que prohibir porque se siguen haciendo igual, son clandestinas con menos cuidados, que generan más casos. Así como se pueden hacer ferias al aire libre, se podrían hacer eventos”, reflexionó.

Juan Carlos Ortega, titular de una empresa  familiar de servicios de lunch definió con claridad el modo en que los afectó la pandemia: “Nos mató”. “Desde marzo nos autoconvocamos todos los que hacemos eventos y presentamos notas a las autoridades nacionales, provinciales y municipales tanto de la oposición como oficialistas pidiéndoles ayuda, pero no nos dieron nada y hasta hoy seguimos igual, y nos siguieron afectando más todavía. Rentas nos embargó las cuentas, la AFIP también o nos dio de baja, a algunos nos cortaron el gas por no poder pagar, hubo expulsión de gente de los locales que alquilaban porque no podíamos pagar”, describió. “De todos los que somos en este rubro que en toda la provincia éramos 8.000, hoy estamos quedando 3.000 aproximadamente y el resto desapareció. Un decorador, un disc jockey, el dueño de un salón, de un servicio que no puede trabajar desaparece”, puntualizó.

“En octubre del año pasado presentamos un protocolo, pero hasta el día de hoy nunca tuvimos una respuesta. En mayo tenía cuatro eventos programados y ahora ya no tengo ninguno. Hay dos chicas de 15 que no lo quieren hacer porque ya cumplieron 16 años. Entendemos que la situación es una pandemia, lo tenemos más que claro: en mi caso particular perdí a mi suegra, yo estuve internado por Covid y estuve muy grave, también mi hermana, entonces sabemos lo que es pero también decimos que necesitamos trabajar y que éramos una fuente de trabajo en la provincia que generaba alrededor de 40.000 puestos de trabajo en la provincia”.

“Hoy con las últimas medidas que se tomaron y sin tener ayuda de nadie ni del gobierno provincial ni nacional, ni de la oposición, ahora directamente nos echaron hormigón armado encima”, graficó.        

En cuanto a las alternativas y las formas de reinventarse, Ortega comentó: “Hoy hago un fiambre que hacía mucha cantidad para vender pero de vender 300 o más hoy solo hago 8 o 10; por ahí hago escabeches de pollos, matambre, pastas, pero tampoco alcanza porque hoy el poder adquisitivo de la gente es ínfimo, no alcanza ni siquiera para el consumo”. “Entendemos que es una situación grave y que es a nivel mundial, pero también sabemos que en otros países hay muchas ayudas, con exención de impuestos y otras opciones que acá no hay”, cuestionó.

A esto, agregó que “esto se sabe que va para largo, hasta que todo el mundo no esté vacunado esto no se termina, y las autoridades no toman conciencia de que a los pocos que hemos quedado si no nos ayudan vamos al muere. Hoy directamente no se nos tiene en cuenta”. “Me preocupa de acá a un mes. Nosotros vivimos el día a día. Tengo colegas que llaman porque ya no saben qué hacer, que quieren vender sus herramientas, hay juicios laborales, y nosotros estamos solos”, concluyó. 

Desde el rubro del sonido e iluminación, Gustavo Redondo, contó que “el año pasado fue atípico y con muchas complicaciones desde lo económico y la salud, que afecto el activo de muchos sectores, fundamentalmente el de la organización de eventos que tuvimos que cancelar todo los eventos que teníamos programados”.

En cuanto a las alternativas y las formas de reinventarse, refirió: “Estuvimos prácticamente un año sin poder generar ingresos, muchos vivimos de esto y tratamos de buscar alternativas para poder paliar esa situación. En mi caso tuve que buscar otras alternativas para generar recursos y puse un emprendimiento on line tipo delivery de frutas y verduras, pero los recursos no se comparan. También busqué poder seguir vigente en redes sociales para no desaparecer y no perder el ritmo y la dinámica de mi trabajo específico que son los eventos sociales”.

Resaltó que “costó un poco pero pudimos empezar con el trabajo a mediados de enero y la situación tuvo otro color pero de nuevo se volvió a suspender toda la actividad y ahora estamos en un stand by esperando que se termine todo esto y volver a trabajar”. “Es muy difícil no contar con ese ingreso que uno tenía mes a mes y se llegó a tener que buscar alternativas porque tampoco uno se puede quedar sentado cruzado de brazos sin hacer nada, sí o sí se buscaron otras opciones para poder seguir adelante”, definió.

“Esto pega mucho en lo anímico también porque uno acostumbrado a trabajar viernes y sábados en los eventos, y de golpe no tener nada, es como que no encajaba en un fin de semana, la cabeza trabaja a mil, pero hay que sacar fuerzas, la música tiene ese poder que es como una terapia que ayuda a crear y así los sábados en que estuve sin trabajo hacía vivos por Instagram, ponía música, se sumaban seguidores y también se unieron otros emprendedores para poder ayudarnos entre todos para poder seguir adelante, eso es algo positivo que se rescata de esta situación”, aseveró.      

Consultado por la ayuda o asistencia del Estado, indicó que “hace unos meses pude anotarme en unos subsidios que entregó el Ministerio de Cultura de la Nación a gente que trabaja en relación con la cultura y hace una semana me llegó esa ayuda que por lo menos es algo alentador, es un bálsamo que te ayuda para seguir, y ojalá que a todos puedan ayudar”. “De todos modos lo ideal es volver a trabajar, y por lo que va transcurriendo del año, comparado con el año pasado, se ve otra perspectiva, se están organizando eventos para el año que viene y hay iniciativas de seguir adelante. Pero la idea principal ahora es que se pueda volver lo antes posible al trabajo”, concluyó.

Conclusiones

Un grupo de emprendedores está realizando un relevamiento provincial de la cantidad de personas afectadas por la paralización de la actividad, y en un conteo preliminar sólo en Paraná ya detectarn a 10.000 trabajadores. También trabajan en un protocolo a presentar ante las autoridades con el objetivo de volver a trabajar, y en un informe económico de las pérdidas de la provincia por la falta de eventos. 

El golpe llegó en marzo de 2020 y un año después aún se siente. El virus no deja de trastocar la vida empresarial y el consumo. Con los negocios a la baja, para muchos no ha habido más remedio que buscar planes B o sucumbir en el intento.

En este tiempo de profunda crisis se canalizó el espíritu emprendedor de aquellos que pudieron sostenerse buscando maneras rentables de crear nuevos negocios a partir del negocio primario o bien hallando nuevos caminos de subsistencia.

Aquellos que apenas logran mantenerse a flote hoy están jaqueados por la incertidumbre de cómo recuperar la senda del crecimiento rentable en medio de la crisis global. Según los expertos, la lección para garantizar la supervivencia de las empresas en tiempos de pandemia o post pandemia no es la famosa reinvención, sino la adaptación.

No es la panacea. Reinventarse en muchos casos no es suficiente. Se ha visto con la restauración y la comida para llevar, que solo sirve para recortar pérdidas, y aún queda un largo camino por recorrer temiendo que cada ola pueda ser peor. 

NUESTRO NEWSLETTER

Deportes

Desde Patronato posaron sus ojos en Miguel Torren para reforzar la defensa

El zaguero, con poca participación en el inicio de la Liga Profesional de Fútbol, es pretendido por varios clubes.

Atletismo: el concordiense Gadiel Vallejos también busca recursos para competir en Lima

Vallejos, otro entrerriano clasificado para el Sudamericano U20 en Lima, Perú.

Básquet: Concordia recibe a las promesas provinciales femeninas de la categoría U13

Concordia será el anfitrón del certamen, que tendrá como campeón defensor a Pancho Ramírez.

Las entrerrianas Paula Pedrozo y Antonella Reding dieron un gran paso hacia París 2024

La selección argentina femenina de rugby seven le ganó a Samoa y quedó más cerca de los Juegos Olímpicos (Foto: X @lasyaguaretes / Mike Lee)

Vóleibol

Tras clasificar a los Juegos Olímpicos, Argentina cayó ante Polonia con la participación del paranaense Luciano Vicentín.

Lisandro Martínez

Lisandro Martínez fue uno de los puntos altos que mostró Argentina en el estreno en la Copa América.

Zanolli

La entrerriana Victoria Zanolli busca ayuda para competir en el Sudamericano de Atletismo U20.

Opinión

Por Fernando J. Ruiz (*)  

Daniel Santoro. (Foto archivo)

Por Néstor Banega (De ANALISIS)

Un nuevo ataque a la libertad de expresión.

(De ANALISIS)

Hospital 9 de Julio, La Paz, Entre Ríos.

Provinciales

Frigerio encabezó el acto oficial por el Día de la Bandera en Pueblo Belgrano.

Adrián Fuertes: “Al gobierno provincial lo veo con buenas intenciones, pero con poca plata”.

Adrián Fuertes: “Al gobierno provincial lo veo con buenas intenciones, pero con poca plata”.