Santa Fe: se complica la situación de dos imputadas por sustituir la identidad del Nieto 120

Las dos mujeres habían dicho que no se conocían, pero el fiscal Martín Suárez Faisal descubrió que en octubre de 1978, un año y medio después del primer hecho, Nasatsky firmó el certificado de nacimiento de un hijo prematuro de Góngora y dejó constancia que su paciente había dado a luz a dos "niños vivos", así que si uno era ese bebé que sobrevivió dos horas, el otro era José Luis. El presidente del Tribunal, José María Escobar Cello pidió que le exhibieran ese certificado que encontró el fiscal. "¿Es su firma?". "Si", contestó Nasatsky, quien también admitió que en esos años '77 y '78 ella era dueña de "acciones" del Sanatorio Reconquista que vendió en 2009, cuando se inició la investigación penal para devolver el nombre a José Luis y los análisis genéticos revelaron que es hijo biológico de Rubén Maulin y Luisa Pratto. "Dejé de trabajar y no entré más al sanatorio", confesó Nasatsky.

En la audiencia de esta semana declararon por video conferencia el médico Amadeo Leschiutta y el ex jefe del Registro Civil de Reconquista, Ernesto Peñaloza, quien reconoció su firma en la partida de nacimiento de José Luis, que Góngora anotó como hijo propio y de su esposo fallecido Luis Ángel Segretín, el 6 de abril de 1977.

Después, las dos imputadas ampliaron las indagatorias. Góngora dijo que sólo iba a decir "algunas cositas". Insistió que José Luis "nunca dejó de ir al colegio", que lo había criado "sin maltratos, como pude" y que no se separó "en ningún momento" de él y ni de sus otros hijos adoptados. "Lo demás, queda a criterio de cada uno. Tengo la conciencia tranquila, espero el veredicto final. Ustedes sabrán qué van a hacer conmigo", les dijo a los jueces Escobar Cello, María Ivón Vella y Luciano Lauría.

Nasatsky arrancó como en la primera indagatoria, dijo que no contestaría preguntas del fiscal ni de los abogados querellantes Lucila Puyol y Guillermo Munné, que representan a los padres biológicos de José Luis.

El presidente del Tribunal pidió que le exhibieran la prueba que Suárez Faisal incorporó al juicio la semana pasada. Es un certificado que firmó Nasatsky el 31 de octubre de 1978, un año y medio después del primer hecho, que certifica el nacimiento de un bebé prematuro de Góngora y acredita que su paciente había tenido dos "niños vivos", con lo cual si uno era el bebé que sobrevivió dos horas, el otro es José Luis.

-¿Es su firma? -preguntó Escobar Cello.

-Si -reconoció Nasatsky.

-¿La señora Góngora era su paciente? -insistió el juez.

Nasatsky esquivó la respuesta. En el juicio, Góngora había dicho que no conocía a la médica y que en el parto del '78 la atendió el doctor Roberto Cisera, pero éste dijo no recordarlo. "Puede ser, pero no lo recuerdo". Nasatsky dijo que Góngora había llegado al sanatorio con hemorragia. "El doctor Cisera tuvo que asistirla porque era una cesárea de alto riesgo. Una urgencia. Trabajamos en equipo", reveló la médica. "Casi con seguridad, yo intervine en el acto. Sí, yo estuve presente".

Escobar Cello quiso saber por qué al certificado de nacido vivo lo firmó Nasatsky y no Cisera. "Podía firmar cualquiera de los dos", explicó la médica. "Había una urgencia, el niño murió (dos horas después del parto) y había que enterrarlo. Yo podía firmar, funcionábamos como equipo".

-¿Firmó usted?
-Firmé yo. Yo estuve en el acto.

El abogado defensor Roberto Busser le planteó si era posible verificar si la paciente era Góngora.

-¿Si yo la veía? -repreguntó Nasatksy.
-Si.
-Si hubiera sido una paciente mía, me hubiera dicho algo -contestó Nasatsky.

Las dudas escalaron cuando Escobar Cello preguntó si en el parto del '78, Nasatsky había consultado la historia clínica de Góngora, por el nacimiento de José Luis, en el '77. La médica ensayó un rodeo, pero no respondió. En el parto del '77, la madre biológica es Luisa Pratto, pero Nasastky extendió el certificado a nombre de Góngora y dejó constancia que era su primer hijo. Pratto ya tenía dos niños, José Luis era el tercero.

Fuente y foto: Rosario/12

NUESTRO NEWSLETTER

Deportes

Franco Colapinto alcanzó el sexto puesto en la sprint race del sábado.

Desde las 15 habrá clásico entre San Lorenzo y Huracán.

Estudiantes superó a Ciclista en el primer partido y podría liquidar la serie en su estadio.

Agustín Módica (derecha) anotó dos de los goles en la victoria de Central.

En Córdoba, Belgrano derrotó a Deportivo Riestra con una ráfaga de goles

El Celeste contó con el debut goleador de Nicolás Uvita Fernández. (Foto: X @Belgrano)

La AFA emitió un comunicado aclaratorio y ratificó su postura sobre las SAD

La Asociación del Fútbol Argentino aclaró que los clubes que la integran deben ser únicamente asociaciones civiles sin fines de lucro, descartando las SAD.

“Que pueda estar hoy acá es un orgullo”, señaló la entrerriana Isabella Boullón Faifer

La pivote de Obras Sanitarias disputa el Mundial U17 con la selección argentina femenina de básquet.

Luciano Gamulín

Luciano Gamulín marcó el mejor tiempo de la Clase 1 en el Club de Volantes Entrerrianos.

Fútbol: Argentina cayó ante Guinea en el último amistoso previo a los Juegos Olímpicos

Nicolás Otamendi fue el capitán del seleccionado argentino dirigido por Javier Mascherano. (Foto: X @Argentina)

Opinión

Por Sergio Suppo (*)

Imagen: La Nación

Por Alejandro Richardet (*)

El libertario entrerriano organizó la visita oficial a Astiz y otros genocidas al penal de Ezeiza, en una nueva embestida negacionista de los crímines de lesa humanidad.