"Antes el Río", el nuevo libro del escritor entrerriano Elián Del Mestre

"Antes el Río", fue lanzado a fines del 2021.

De ANÁLISIS

Por Sofía Arnaudín 

Imaginemos que lo que hoy conozco

   / como cuerpo

este cuerpo

empezó a formarse en esta ciudad

                                       /en el útero

De una mujer paranaense

                             /mi madre.

En esta ciudadque ya tenía las barrancas los sauces

                                                                                              /un río

que será el río mi río.

 

Así, con estos versos, comenzará  a presentársele la imagen de un río interior; que conocerá de repente; un poco por azar y otro poco por reencuentro; que sin querer queriendo se transformará en una manera de afrontar la vida. “Cuando digo río digo Río Paraná”, sentenciará, Elián del Mestre en “Antes el Río”, su último libro de poemas, editado a través de su marca editorial independiente Los libros de Elián y que, esta vez, contó con la dirección de María Belén Jerez, arte de tapa de Erika Von Fürth y maquetación de Gonzalo Vega.

Luego de dos años de espera, el libro fue lanzado a fines de diciembre del 2021 y es el resultado de  un estado de meditación,  una concepción de las cosas más pausada, atenta a los ritmos interiores y  que  interpela la representación que cada uno tiene de los ríos y de lo que allí sucede, dándole un sentido infinito.  “Este libro marca una nueva posición estética de cómo escribo”, señala, Elián Del Mestre, en diálogo con este medio.

Río hogar; río encuentro; río ritual; río búsqueda; ríos que unen; ríos que separan; río secándose; recuperar el río; volver a lo generativo; antes el río. Así, con estilo surrealista y algo agramatical es que sucede este libro, que tiene múltiples lecturas y que alimenta la idea de este cauce apareciéndose como una manera de estar en el mundo. “Hacer del río un santuario”, dice, la dedicatoria inicial dirigida a Belén Jerez, directora de la edición “La dedicatoria es para Belén porque de verdad hizo del río un santuario. Antes -no sé si por paranaense o qué-  iba al río pero no le prestaba esa atención que le pongo en este libro, que es realmente un santuario”, dice, Elián Del Mestre a ANÁLISIS, deslizando la pregunta ¿qué nos pasa a los paranaenses que no miramos nuestro río?

 

Aquietar. “Si somos un lugar somos un lugar tranquilo”

Elián Del Mestre es escritor y abogado. Nació en Paraná, pero vive en Neuquén desde hace tres años. Un vínculo afectivo lo revinculó con el Litoral y lentamente el azul se fue tiñendo de marrones y verdes y olor a arcilla mezclada con arena y barro; las potencialidades de quererse. “Los primeros meses de pandemia me agarraron en Paraná, fueron como siete meses. Creo que nunca estuve tanto tiempo en nuestra ciudad, ni siquiera cuando vivía acá. Este libro es producto de ese contacto. Pasó por un proceso larguísimo y Belén (Jerez) iba marcando muchas cosas, por eso la categoría de directora; todo fue muy consensuado. Además, largamos el logo del proyecto y  estamos poniéndole mucha energía a la difusión en redes sociales”, repasa, el autor de Antes el Río.

 

 

-Hay mucho descubrimiento de vos mismo. Como un ciclo vital que empieza desde tu nacimiento; el vientre como el caudal de vida; la muerte que se presenta como  trascendental…

-Pienso en fotos, imágenes secuenciales, pero no tienen un orden en sí, sino que están libradas a la lectura de cada uno. Son como hilos por debajo, pienso en que soy de Paraná y tuve la posibilidad de conocer Paraná porque nací acá y me acerqué al río y la vida hizo que cuando vuelva lo mire de otra forma. Entonces hay algo ahí en el origen y las causas anteriores; son como relaciones tácitas entre sentidos y palabras: la madre, el río, el origen. Somos los mismos, pero envejecidos.  Creo que la potencia del libro es lo que pasa por debajo.

-¿Cómo definirías ese estilo de escritura?

-Como una creación surrealista, un poco definida por el azar. Al ser tan agramatical es interesante pensar qué puede leer el otro, estamos muy acostumbrados a agarrar las cosas un poco más digeridas. Valoré mucho esa búsqueda e inaugura un proceso, una manera de hacer. Hay versos que están en todos lados, pero de otra manera, como una reposición permanente, un registro de esa búsqueda.

-Editás todos los libros por tu cuenta, es decir, no hay editorial ni editor de por medio. ¿Cómo te llevas con esa parte del proceso?

-Es difícil editarse a uno mismo porque aparece el ego. Si bien el ego es fundamental porque es un motor que te permite hacer cosas, en un momento se puede complicar. Creo que logré romper un poco el ego al irme de Paraná; de repente me fui a Neuquén y era el ajeno. Del proceso me gusta mucho meterme de lleno en esa parte donde está medianamente terminado; durante la escritura hay mucho instinto, mucha idea, mucha imagen. En la edición se activa el artificio del poeta. Y lo que me parece super importante es la intervención de una tercera mirada y ahí entra en juego Rocío Lanfranco, con quien hice clínica de corrección. Ella vino a ordenar algunas cosas que estaban desordenadas, a clasificar, a marcar algunos vicios. Antes, quizás, escribía como en un código para dos, acá no, acá el código es la propia estructura del libro. Aparece una puesta más grande al lector.

-¿Por qué “Antes el Río”?

- El río apareció como entidad superior, algo de jerarquía. El río tiene eso de milenario, está antes. Antes cualquier cosa el río, el cuidado. Hace falta que se le de ese lugar. Una reivindicación silenciosa del río. A veces escribo para vincularme con algunas ideas con las que no me puedo vincular. Y hubo como una puesta en valor, o resurgimiento, o hubo algo que conectó a la gente que está escribiendo, con el río. Creo que está relacionado con la posibilidad de la pérdida. Algo que me dio Neuquén es conectarme con la cosmovisión Mapuche de las cosas; ellos viven la naturaleza como parte del ciclo. Nosotros no tomamos una gran conciencia de esas cosas y me parece necesario hablar de ese cuidado.

 

-¿Cómo es tu ritual con el río?

-En Neuquén voy todos los domingos a la siesta al río Limay, cuando no hay nadie, con la misma mantita a rayas. Libro, mate. Acá, en Paraná, me gusta ir a caminar el borde del río. Ir a Puerto Sánchez. Ir a remar en La Cubana. Pero traté de no meterme tanto en eso, para que cada uno pueda vivir su propio ritual a través del libro.

 

-¿Sentís que este es tu libro más acabado?

-Menos impulsivo, sí. En mis libros anteriores había mucha ansiedad por publicar. Este libro está macerado. Haberlo aguantado dos años, influyó bien. Creo en el respeto a la poesía, espero que venga, que pase, es una conexión re vital. La vorágine actual, a veces, no nos deja vivir eso. Hoy elijo demorar los libros, que es un aprendizaje que inauguré con “Antes el Río”.

Para conseguir un ejemplar de Antes el Río contactarse a través de las redes sociales loslibrosdeelian en Instagram y Facebook.

Deportes

Colón pidió postergar su partido con Patronato por la Copa Argentina

El Santo y el Sabalero debían jugar el 7 de junio, cinco días antes del clásico santafesino.

“Fue como cumplir un sueño”, dijo el entrerriano Respaud sobre el Básquetbol Sin Fronteras

El uruguayense Juan Ignacio Respaud compartió gratos momentos con Leandro Bolmaro.

Tras el título y la clasificación de Boca, Benedetto descansa en Hernandarias

El delantero Xeneize viajó junto a amigos para pescar y descansar.

“Creemos que podemos ser protagonistas”, aseguró el entrerriano Nicolás Bonelli

El uruguayense marcó en 2021, el mejor tiempo clasificatorio en el óvalo de Rafaela.

Liber

Se conocieron los cruces de octavos de final de la Copa Libertadores de América 2022.

Tate Copa

Unión de Santa Fe enfrentará a Nacional, primero en Montevideo, por los octavos de final de la Copa Sudamericana.

Schwartzman

El argentino Diego “Peque” Schwartzman ganó y ya está en octavos de final de Roland Garros.

Premio

El paranaense Mariano Werner fue reconocido con el premio Jorge Newbery.

Opinión

Berdardo Salduna (*)
Por Pedro Galimberti (*)

Cecilia Goyeneche. (Foto: ANÁLISIS)

 

Cecilia Goyeneche. (Foto: ANÁLISIS)

Cultura

Los encuentros estarán coordinados por la poeta paranaense Rocío Lanfranco y la artista visual Carla Botto.

Será desde las 17.30 con la temática Ángeles y Arcángeles.

Locales