“El basural", el método que los militares usaron para ocultar al mundo las desapariciones

Telegrama

El telegrama al Departamento de Estado donde se informa del método que implementaron los militares para evitar las críticas que estaba recibiendo el régimen de Pinochet.

Tres meses después del golpe de Estado de 1976, los funcionarios extranjeros recibían noticias sobre desapariciones y estaban desconcertados. Todos creían que Jorge Videla tenía la intención de frenar las violaciones a los derechos humanos pero no podía controlar a las Fuerzas Armadas y de Seguridad. De los documentos surge cómo un diplomático israelí le contó al embajador norteamericano Robert Hill el sistema que la Junta había implementado para evitar las críticas externas que había recibido el régimen de Pinochet.

Las Fuerzas Armadas debatieron, antes del golpe militar de 1976, cómo encarar la represión. Un grupo proponía el “camino Pinochet”: redadas masivas, grandes centros de prisioneros y ejecuciones con o sin la formalidad de un juicio marcial sumario. Ello suponía que la Junta Militar asumiría la responsabilidad de las acciones, con la justificación de la amenaza a la seguridad interna.

Pero otro grupo no estaba dispuesto a tolerar el escarnio internacional al que había sido sometido el dictador chileno inmediatamente después del golpe de 1973. Estos se inclinaron por un método que llamaron “el basural”: luz verde a las fuerzas de seguridad para cometer secuestros y desapariciones, aunque siempre de forma tal que la Junta pudiera negar toda responsabilidad en los crímenes.

Este segundo plan, que fue el elegido, tenía un toque sofisticado: la instalación de la idea de que el presidente Jorge Videla y sus “moderados” estaban combatiendo a los “duros” de la interna militar, pero no conseguían controlar la situación.

El 16 de junio de 1976 un alto diplomático israelí le hizo este relato a un colega de la embajada norteamericana, donde, como en muchos otros ámbitos bien informados, se consideraba que la propia Junta Militar estaba desbordada por la dinámica de la represión.

En el momento de la conversación entre el israelí y el estadounidense -contada en uno de los miles de documentos sobre Argentina desclasificados durante los últimos años por el Departamento de Estado norteamericano-, habían pasado menos de tres meses desde el golpe.

Entonces, tanto diplomáticos como periodistas extranjeros acreditados en Buenos Aires miraban con asombro el siniestro devenir de lo que en la época se denominaba “lucha antisubversiva”.

Aunque los medios locales no informaban del tema -con alguna excepción- ellos estaban al tanto de los secuestros que se realizaban cotidianamente, a través de sus propias fuentes y de testimonios de primera mano. Y sabían muy bien que los autores no podían ser sino miembros de las fuerzas de seguridad, debido a la comodidad y a los recursos con los que actuaban.

Los desconcertaba, sin embargo, que la Policía, las Fuerzas Armadas y todos los organismos oficiales negaran tener información cuando los familiares emprendían el peregrinaje de búsqueda de sus seres queridos.

En los casos de secuestrados de nacionalidad extranjera, los propios funcionarios de las embajadas habían chocado contra inverosímiles negativas de las autoridades argentinas, según comentaron entre ellos diplomáticos de doce países (Noruega, Australia, Francia, Gran Bretaña, entre otros) durante un almuerzo compartido el 19 de mayo. Al final de esa comida la conclusión unánime fue que la buena imagen internacional del gobierno militar comenzaría a deteriorarse en poco tiempo, porque la realidad no podía tardar en salir a la luz.

De entrada, aprobación

El golpe militar había sido aplaudido en el exterior. Luego del derrumbe económico y las violaciones a los derechos humanos durante el gobierno de Isabel Perón, la más influyente opinión pública del mundo occidental esperaba que las Fuerzas Armadas pusieran “orden”. El prestigioso diario The Washington Post había reflejado la visión mayoritaria, cuando afirmó que los militares argentinos “merecen respeto por su patriotismo, al tratar de salvar un barco que se hunde. El fin de un gobierno civil, normalmente un hecho lamentable, en este caso es una bendición”.

Muy rápidamente, sin embargo, los extranjeros mejor informados supieron que las cosas no eran lo que parecían. Al comienzo, de todos modos, les resultaba difícil entender lo que en realidad estaba pasando.

La represión en Argentina era más perversa y más solapada que la de Chile, donde luego del golpe militar de 1973 miles de presos políticos habían sido llevados al Estadio Nacional y se habían practicado ejecuciones sumarias.

Los diplomáticos extranjeros en Argentina solían intercambiar información y las preguntas que se hacían eran al menos dos. ¿Videla está de acuerdo con los secuestros y desapariciones? El punto de visto predominante era que no. En esa primera época se consideraba que el presidente estaba haciendo lo que tenía a su alcance para poner límites a quienes, dentro de la interna militar, favorecían una represión amplia y completamente al margen de la ley. ¿Había una decisión tomada al más alto nivel del gobierno de facto de eliminar no sólo a los guerrilleros sino también a militantes de izquierda sin vinculación con la lucha armada? Tampoco. Se pensaba que eso era resultado del descontrol de las fuerzas de seguridad.

El embajador norteamericano, Robert Hill, había escrito el 11 de mayo en un mensaje al Departamento de Estado que los propios dirigentes radicales y peronistas, con los que tenía contactos reservados, consideraban que Videla era un hombre bien intencionado: “Ellos creen que los problemas resultan de su fracaso en el control de los duros. Esto tiende a coincidir con el análisis de la embajada”.

“Silenciar y aterrorizar a toda la oposición”

Sobre la base de información obtenida en fuentes oficiales argentinas, el diplomático israelí -que no fue identificado- dijo que “bien antes del golpe del 24 de marzo”, los militares habían decidido no sólo “eliminar la subversión y el terrorismo”, sino ir mucho más allá: se trataría también de “silenciar y aterrorizar a toda la oposición potencialmente significativa”.

La embajada israelí había llegado a la conclusión de que “los secuestros y asesinatos de izquierdistas o de extranjeros exiliados en la Argentina son el resultado de la decisión política tomada por el gobierno y no del descontrol de fuerzas de seguridad”.

La referencia a los asesinatos de exiliados tenía que ver básicamente con los muy notorios casos de los legisladores uruguayos Zelmar Michelini y Héctor Gutiérrez Ruiz y el ex presidente boliviano, Juan José Torres, víctimas de la represión en los primeros meses de la dictadura.

Tomada la decisión se avanzar con la represión al margen de la moral y la legalidad, la cuestión que le quedaba resolver a la Junta Militar era cómo se haría para minimizar la exposición a las críticas internacionales que habían “aislado el régimen militar de Chile”.

A un grupo dentro de las Fuerzas Armadas -explicó el diplomático israelí- no lo preocupaba ese tema o pensaba que se podría manejar. Fue el que propuso el “camino Pinochet”, desechado porque los militares argentinos no estaban dispuestos a correr la misma suerte que el dictador chileno.

“El curso alternativo, que fue el adoptado -continuó el diplomático-, podría traducirse como el método de disposición de basura. De acuerdo con este modelo, se dio luz verde a las fuerzas militares y policiales para que atacaran el problema de la seguridad interna con cualquier método que considerasen apropiado, pero siempre manteniendo al gobierno en posición de ensayar una plausible negativa de responsabilidad. Este esfuerzo se dirige a colocar una pantalla de humo o de duda por las primeras semanas o meses, mientras la oposición es destruida”.

Así se explicaba la presencia de autos sin patentes y policías y militares sin uniforme en los operativos de secuestro, además de las negativas de información en las oficinas oficiales.

El relato continuaba diciendo que la Junta Militar sabía que este plan de negar vinculación gubernamental con las violaciones a los derechos humanos no podría ser de largo aliento, ya que al cabo de un tiempo más bien corto las denuncias nacionales e internacionales serían imposibles de silenciar. Ahí aparecería la autoridad de la Junta Militar, para poner bajo control a los “miembros de fuerzas de seguridad que actúan sin autorización” y a los “extremistas de derecha”.

“En el momento apropiado -resumió el diplomático israelí- los moderados empezarán a tener éxito y el gobierno, una vez que haya eliminado al grueso de la oposición, con un daño limitado a su imagen, comenzará a tener una conducta aceptable en el área de los derechos humanos”.

Leer hoy este cable desclasificado explica muchas cosas y deja algunas dudas. Aquello de que el método elegido para permitirle a la Junta Militar negar su responsabilidad en la represión se utilizaría sólo durante “las primeras semanas o meses” no se verificó en la realidad, porque los secuestros y desapariciones continuaron en forma masiva durante años, al menos hasta 1978.

¿Pensaba originalmente la Junta Militar poner freno a las desapariciones al cabo de un tiempo corto? Si fue así, tal vez cambió de idea cuando advirtió que los cuestionamientos internos podían silenciarse y que las críticas internacionales no eran tan significativas como se pensó que serían.

Lo concreto es que el plan de la Junta Militar tenía algún grado en aquellos primeros meses posteriores al golpe, porque el diplomático israelí no pudo convencer a la embajada norteamericana, que concluyó su comunicación a Washington con la sentencia de que tanto a Videla como al entonces jefe del Estado Mayor del Ejército, Roberto Viola, “realmente les gustaría poner los abusos bajo control, pero no tienen la fuerza para hacerlo”.

gobernadores

Mantuvo una videoconferencia con los mandatarios provinciales y les anticipó la extensión del IFE 3, un nuevo giro de fondos de ATN y el aval de la Nación para negociar las deudas en dólares del interior.

Iglesia

Se estableció un protocolo que se enmarca en la Ley 27.541, por la cual se declaró la emergencia sanitaria en el país a raíz de la pandemia.

Cuatro meses y medio después, Urribarri reveló que se reunió con el Papa Francisco

Cuatro meses y medio después, Urribarri reveló que se reunió el 24 de febrero con el Papa Francisco.

Deportes

Fútbol: el paranaense Lisandro Mitre seguirá atajando en Deportivo Laferrere

El arquero entrerriano seguirá en el Villero y buscará pelear el ascenso a la Primera B.

Ya están los protocolos para la vuelta del fútbol, pero no hay fechas para el inicio

El médico de AFA, Donato Villani, indicó que implementarán test a los planteles y combis para transportar a los jugadores.

Luego de tres años, Fernando Alonso regresará a la Fórmula 1

El equipo francés confirmó la vuelta del piloto español, ganador de dos títulos con la escuderìa.

Adolfo Gaich será transferido por San Lorenzo al CSKA de Moscú

El delantero, de 21 años, seguirá su carrera en el fútbol europeo.

“Se está haciendo muy poco en el taller”, contó el chasista del “Gurí” Martínez

Christian Ávila anticipó que no harán más trabajos hasta que no se confirme la vuelta de las pruebas.

Compagnucci

Gabriel Compagnucci habló de varios temas vinculados con el presente de Patronato.

Judiciales

Tribunales de Paraná

La feria judicial será del 13 al 24 de julio. Los casos de urgencia serán atendidos por autoridades y empleados de turno, en el habitual horario de 7 a 13.

Vicentin aérea

El fiscal pidió inhibir bienes de los dueños de Vicentin y del ex titular del Banco Nación.

Lázaro Báez

Otorgaron la prisión domiciliaria a Lázaro Báez, pero deberá pagar una fianza millonaria.

Policiales

Allanamientos

En total, fueron secuestrados 1,300 kilogramo de marihuana y 639 gramos de cocaína.

Investigan el episodio.

El cuerpo del hombre estaba en el interior de la precaria vivienda.

Opinión

Por Roberto Romani*
Roberto Romani 

Celebrar la Independencia, por Roberto Romani.

Por J.C.E. (*)
Por Roberto Krochik y Julio Federik
Por Luis María Serroels (*)
Fabián Gutiérrez, Aníbal Fernández, Cristina Fernández y  Néstor Kirchner al fondo

Fabián Gutiérrez, Aníbal Fernández, Cristina Fernández y Néstor Kirchner (al fondo de la imagen).

Por Juan Rossi*
Imagen ilustrativa

El militante del Partido Socialista, Juan Rossi, analiza la situación de la producción de medicamentos en el marco de la emergencia.

Por José Carlos Elinson (*)  

Factor Río

Mauricio Dayub dialogará con la periodista Sabina Melchiori, este viernes en Factor Río

Once Directores

Esta semana es el cierre del ciclo, con una película y entrevista al realizador Iván Fund.

Nacionales

Coronavirus.

Santa Fe sumó el séptimo muerto desde el inicio de la pandemia.

Abuso sexual.

Es porque la Iglesia abrió un registro donde se pueden realizar denuncias de abuso sexual cometidos dentro de la propia institución religiosa. 

Argentina recibirá financiamiento por US$ 300 millones para la Tarjeta Alimentar

La aprobación del crédito se llevó a cabo durante una videoconferencia de la que participaron el secretario de Asuntos Estratégicos de la Nación, Gustavo Béliz, y el subsecretario Relaciones Financieras Internacionales para el Desarrollo, Christian Asinelli, y el directorio de CAF.

Imagen ilustrativa

Se registraron 11 nuevas muertes en el reporte matutino.

educación

Trotta en diciembre pasado, en su debut junto a sus pares en el Consejo Federal de Educación.

Provinciales

El sector turístico expuso ante diputados la grave situación de crisis que atraviesa

El sector turístico expuso ante diputados la grave situación de crisis que atraviesa.

Diputados

Diputados analizaron un proyecto sobre cambios a la ley de Procedimientos Constitucionales.

Salarios docentes.

Los sindicatos que representan a los trabajadores estatales en el Frente Gremial Docente de Entre Ríos, solicitaron la continuidad de la paritaria salarial.

Locales

créditos del Fondo de Emergencia Económica Concepción del Uruguay

Ya se registraron 75 preinscripciones de comerciantes que solicitaron el crédito a tasa cero con fondos municipales.

San José 20 años del Museo de Ciencias

“Nos proponemos en este nuevo aniversario poner de relieve la extraordinaria riqueza del legado científico y cultural que conserva y, al mismo tiempo, gestionar nuevas inversiones para continuar con la conservación, investigación y exhibición de estos fondos para beneficio de la ciencia y de la sociedad sanjosesina", dijo el intendente.

empresa Resyder reclamo salarial

El reclamo salarial en las puertas de la empresa generó un gran despliegue policial. (Foto: R2820)

Interés general

Coronavirus.

Chile registró 139 nuevas muertes por coronavirus en las últimas 24 horas.

Siguen las solicitadas de periodistas y comunicadores por libertad de expresión

Siguen las solicitadas de periodistas y comunicadores por libertad de expresión.

Pymes

Estimaciones de la CEPAL en cuanto al cierre de empresas en América Latina y el Caribe por la pandemia.