Escuela Centenario: movilización por acoso y seguimientos a estudiantes de 12 y 13 años

La comunidad educativa de la escuela del Centenario, se encuentra en estado de alerta por la seguidilla de mensajes intimidatorios y acoso que viene sufriendo un grupo de alumnas de entre 12 y 13 años.

Para reclamar el pronto esclarecimiento, los padres y alumnos se convocaron para este martes frente del establecimiento ubicado en calle Alameda de la Federación de Paraná.

Miembros del grupo refirieron al “miedo” que están sufriendo las niñas por la recepción de mensajes agresivos en sus celulares, acoso y seguimiento de actividades, tanto dentro como fuera de la escuela.

Claudia es la abuela de una alumna de segundo año. Dijo que “están pasando cosas muy raras, muy llamativas y lo peor, es que las autoridades de La Centenario, no le dan importancia”.

“Sabemos que hay un grupo de al menos seis o siete chicas de segundo, primero y tercero, que vienen siendo víctimas de este hostigamiento permanente”, aseguró la mujer en diálogo con Uno. “Mi nieta y otras compañeras se están solidarizando con las víctimas, y las están conteniendo, pero no quieren que esto sea más grave de lo que es. Porque esto puede terminar en cualquier cosa”.

“Qué van a esperar para investigar hasta las últimas consecuencias, que haya un rapto, un secuestro, un caso de Trata de personas. Esto se debe activar ya, y es por eso que nos vamos a movilizar para pedirle a las autoridades de la escuela, que apoyen el pedido y reclamo de los alumnos y padres”, resaltó la familiar de la alumna.

Aclaró que “las víctimas realizaron las consultas y las denuncias en la Policía, y desde la fuerza de seguridad solicitaron el respaldo de la Escuela, pero los directivos no quieren saber nada. Por eso es que la movida de este martes, es para visibilizar esta problemática, y para exigirles a los docentes a cargo, que no oculten este gran drama”.

Sobre el hostigamiento que vienen sufriendo las alumnas, informó: “Les llegan a sus celulares, a través de las redes sociales, todo tipo de acoso, agresiones verbales, amenazas, fotografías”.

“Y lo peor, es que llegaron a estar dentro de la escuela y recibían mensajes indicándoles cómo estaban vestidas, qué estaban haciendo en ese momento en las aulas. Como también lo que hacían en las calles, en sus casas, es decir que había un seguimiento ilegal de ellas”, advirtió.

En el entrecruzamiento de información con las víctimas y sus padres, llegaron a establecer que hay una serie de mensajes enviados por alguien que podría estar dentro de la escuela, y otro fuera del establecimiento. "La verdad es que estamos desconcertados, porque no sabemos de dónde puede venir todo esto. No sabemos si es un alumno, varios adolescentes; un profesor, un ordenanza, alguien de adentro y que esté junto con alguien de afuera. No sabemos nada, pero lo cierto es que hay un seguimiento, y que es muy precisa la data que dan tanto del exterior como interior de sus actividades".

Desde el grupo de familiares, se hizo saber que hay algunos docentes que no están para nada de acuerdo con esta movida. "Incluso llegaron a arrancar de las paredes los carteles con la convocatoria para este martes", enfatizó la abuela de la alumna.

"No sé qué piensan. Ocultando la situación ¿creen que se va a solucionar? Acá tenemos que estar todos para encontrar al o a los que hacen esto, para que la justicia tome las medidas necesarias y saber por qué lo hacen", se argumentó.

En esa línea de críticas, comentaron que otros docentes "retaron" a las alumnas por ser casi responsables de estas situaciones, ya que usaban permanentemente los celulares y las redes sociales. "Un verdadero dislate, lo que llegaron a decirles a las chicas".

Temas Relacionados: 
O´Bahía del Club Pescadores fue la que inauguró la segunda noche en el Corsódromo.

O´Bahía del Club Pescadores fue la que inauguró la segunda noche en el Corsódromo.

Alberto Fernández y Vladimir Putin se reunirán en Moscú en febrero

Alberto Fernández y Vladimir Putin se reunirán en Moscú en febrero.

Senado

El Senado de la Nación confirmó que sufrió un ciberataque.