Desde AGMER consideraron que el oficialismo sigue ocultando “la realidad total de la provincia”

“Uno no puede negar un pedazo de pavimento, pero hay que ver a qué costo y qué se está dejando de lado por ese proyecto, o qué es lo que falta, que no muestra el gobernador en ese facebook”, planteó Jacquemain a propósito del perfil que el gobernador tiene en el sitio web gratuito de redes sociales, y donde recibe diariamente el apoyo de algunos usuarios identificados como docentes.

En ese marco, el gremialista aseguró que a pesar de las versiones que ponen en duda el reinicio del ciclo después del receso invernal, “la idea es comenzar las clases nuevamente después de julio”. “Pero por favor, el gobernador, ya que tiene un facebook, que sea más mundano, vaya con el carrito al supermercado y vea el precio de las cosas”, ironizó en diálogo con el programa Fuera de Juego (Canal 2 – Gualeguaychú)..

Es que según se dio a conocer en esta jornada, AGMER solicitó una audiencia con el gobernador para analizar la situación salarial, laboral y de infraestructura del sector y “se está hablando de posibles medidas de fuerza luego de las vacaciones”. “Pero nosotros no estamos planteando ‘o nos reunimos o hay paro’, queremos dialogar. Dimos la muestra a principio de año, volvimos a clase con un aumento que no fue aceptado por los docentes, sino que fue tomado, eso hay que dejarlo en claro, porque lo que se aceptó fue la propuesta del gobierno e incluso se cuestionó una parte en negro prohibida por la Constitución”, precisó Jacquemain.

Código 029

Los docentes reclaman además la bonificación y actualización del Código de Traslado por Kilómetro (Cod 029). Para graficar la situación, la delegada de AGMER de la Escuela Nº 27, María José Martorell, comentó su propia experiencia: “Somos varios docentes que vamos en una combi de Gualeguaychú a Gilbert y de Urdinarrain a Gilbert; y se nos dificulta. Nosotros tenemos que llegar a horario por supuesto, y para eso tenemos que pagarnos el transporte. Por mes estamos pagando cada uno más o menos 300 pesos. Tenemos el Cod 029, lo que pasa es que no está actualizado y tardan unos tres meses en empezar a pagarlo, y por ahí, cuando lo empiezan a pagar, lo vuelven a sacar, y estamos siempre en la lucha de que nos paguen ese traslado”, manifestó.

A propósito de ello, Jacquemain precisó que “hace seis o siete años que el código no se actualiza”, y cuestionó: “Hace poco hubo un reacondicionamiento de los viáticos de los funcionarios. Creo que se hablaba de un 25 por ciento. Mientras tanto, el Código 029 está anclado, en algunos lugares no se está pagando, tarda mucho en llegar, y donde se paga tiene un tope y es muy poco”.

“Esto fue planteado en la última reunión que tuvimos en la Comisión Técnica de Salarios (integrada por los gremios docentes y representantes de los ministerios de Economía y Educación) con los contadores Flores y Griffoni”, apuntó, y en ese marco volvió a reclamar al gobierno el encuentro que está pendiente desde los primeros días de mayo. “Evidentemente no hay voluntad de diálogo”, concluyó.

Problemas estructurales

Jacquemain y Martorell enfatizaron que de las denuncias concretas realizadas por AGMER desde fines del ciclo lectivo 2009, y retomadas por los medios de comunicación, entre las que destacaban los problemas edilicios y la existencia de agua contaminada en las escuelas, “pudo haber soluciones puntuales y momentáneas”, pero nada que atacara el problema de raíz.

“Cada vez que el periodismo hace denuncias de este tipo, el gobierno reacciona. Lo vimos ayer con el tema del transporte de las escuelas rurales de la zona de Gualeguaychú, del que ANÁLISIS DIGITAL se hizo eco, y este miércoles ya se estuvieron haciendo todas las tratativas posibles para ver si mañana (por hoy) pueden arrancar los transportes, pagando los miserables -no para uno pero sí para el gobierno- 30.000 pesos que evitan que 100 chicos vayan a la escuela. Es decir, mejora en el momento en que esto se conoce, pero son casos puntuales”, señaló el docente.

Y añadió: “Cuando se hizo la denuncia desde AGMER por el agua contaminada en las escuelas isleñas, salió el senador (César) Melchiori (PJ-Islas) a repartir bidones, algunas escuelas ni siquiera los recibieron, y hoy siguen los problemas. Lo que pasa es que se emparcha algo y salta otro tema. En la educación hace 50 años que no se invierte”.

Tras ello, Jacquemain aseveró que “la situación de la educación entrerriana no ha cambiado”. “El aumento de sueldo fue comido por la inflación. Ahora hay otro para julio, pero seamos claro, el aumento que va a recibir por ejemplo un profesor que tiene diez horas cátedra son 32 pesos, y un docente de entre 0 y 10 años de antigüedad, que tiene que ver con el mínimo nacional, va a recibir alrededor de 100 pesos. Esa es la realidad”, lamentó.