Primera condena en Santa Fe en una causa por doble homicidio sin cuerpos

Primera condena en Santa Fe en una causa por doble homicidio sin cuerpos

Primera condena en Santa Fe en una causa por doble homicidio sin cuerpos. (Foto. El Litoral)

El juicio por la desaparición de un matrimonio de la localidad santafesina Arroyo Leyes culminó con la condena a 25 años de prisión para el único acusado, su vecino Daniel Vasilovski. Familiares de Benito Sosa y Estela Ríos se hicieron presentes este lunes en el primer piso de tribunales para escuchar el veredicto.

En un fallo sin precedentes en la justicia provincial de Santa Fe, el tribunal compuesto por Sergio Carraro -presidente-, Luis Octavio Silva y José Luis García Troiano resolvió condenar por unanimidad a Daniel Eduardo Vasilovski (44) a 25 años de prisión como autor de "homicidio simple reiterado en dos oportunidades". Se trata de la primera sentencia de este tipo en Santa Fe, ya que los cadáveres de las víctimas jamás aparecieron, publicó El Litoral.

El monto de la pena coincide con la solicitada oportunamente en la acusación, aunque los fiscales Omar De Pedro y Andrés Marchi decidieron aumentar la solicitud a 35 años al finalizar el debate. El defensor público Javier Casco, que pretendía la absolución de su pupilo así fuera bajo el principio "in dubio pro reo" (ante la duda a favor del acusado), adelantó que apelará el veredicto.

Búsqueda infructuosa

Esta fue la primera vez que se enjuició a una persona en la vecina provincia por un doble homicidio en el que los cadáveres de las víctimas no pudieron ser encontrados.

Pasaron más de 3 años del crimen. El matrimonio salió a pescar la mañana del martes 19 de diciembre de 2017 y nunca regresó. Se desplegó un amplio operativo y se los buscó intensamente por agua, tierra y aire, pero "la búsqueda fue ineficiente" debido a las características propias del lugar, tal como lo señaló el fiscal De Pedro en sus alegatos de clausura.

Expertos y perros

Según la teoría del caso de la fiscalía, probada durante el debate a través de los testimonios de expertos y vecinos de Arroyo Leyes, el día del hecho Estela y Benito salieron de su casa pasadas las 8, se subieron a su lancha y navegaron río abajo. Se comunicaron telefónicamente con Vasilovski y mantuvieron una llamada por 82 segundos, tras lo cual se dirigieron al rancho donde habitaba quien hoy fue condenado por asesinarlos.

Tras llegar al lugar, ubicado en la zona de islas y a cientos de metros del vecino más cercano, fueron atacados violentamente y sus cuerpos mutilados, abiertos desde el cuello hasta el estómago para evitar que los gases que se producen durante la descomposición los hicieran flotar. Acto seguido, los arrojó al río.

El fiscal De Pedro señaló que en el rancho se encontró sangre humana y que los perros hallaron rastros de restos humanos y también la huella odorífera de las víctimas con vida. Las pertenencias que llevaban esa mañana aparecieron dentro de la construcción y escondidas alrededor de la misma, entre los matorrales. A unos metros, hundida intencionalmente, estaba la lancha en la que salieron esa mañana.

 

Temas Relacionados: 

Por Joaquín Morales Solá
Por Waldemar Oscar von Hof (*)
Por Luis María Serroels (*)

Provinciales

Jorge Lacoste

“La cantidad de accidentes de tránsito, muchos de ellos con pérdidas de vidas humanas, impone la necesidad de encontrar una rápida solución para el cruce de la RN 127 y la RP 32 que es de vieja de data”, dijo Lacoste.